Hasta el 45% de los pacientes coronarios con insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular son diabéticos


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Entre el 30 y el 45% de los pacientes coronarios, con insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular son diabéticos, según ha comentado el expresidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Manuel Anguita, durante un encuentro online organizado por la Fundación Española del Corazón (FEC), con la colaboración de Novo Nordisk, para repasar la relación entre la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular.

Según los últimos datos del estudio diabetes, 386.000 personas son diagnosticadas cada año en España de diabetes tipo 2. Unos datos que, a juicio del espacialista, deben poner en alerta con el fin de centrar los esfuerzos en prevenir y retrasar su aparición.

"La diabetes mellitus tipo 2 tiene un componente genético y, por tanto, la herencia influye. Aun así, se puede prevenir y retrasar su aparición siguiendo unos hábitos de vida cardiosaludables, como son una dieta variada y equilibrada y la práctica de ejercicio físico de intensidad moderada de forma regular", comentó el cardiólogo.

Respecto a la dieta, la mediterránea, especialmente si es rica en aceite de oliva y frutos secos, es la que más beneficios ha demostrado a nivel cardiovascular. De hecho, los últimos datos del estudio Predimed apuntan que reduce en un 22% la necesidad de tratamiento farmacológico.

Por otro lado, Anguita apuntó que numerosos trabajos demuestran también que el ejercicio físico de intensidad moderada, de tipo aeróbico y practicado de forma regular previene o retrasa la aparición de diabetes. "Mejora el metabolismo de los hidratos de carbono y el peso, aspecto este último a tener en cuenta porque la obesidad se asocia a la aparición de diabetes mellitus tipo 2", añadió.

Aunque la diabetes se trata en primer lugar con los cambios en el estilo de vida mencionados, Anguita aseguró que también cada vez más se tiende a tratar de forma precoz a los pacientes con fármacos como la metformina.

Además, en los últimos años han aparecido otros dos grupos de nuevos fármacos que, más allá de conseguir el control de la diabetes, tienen otros beneficios fundamentalmente reduciendo el riesgo cardiovascular.

"En el primer grupo se encuentran los agonistas GLP1, administrados a través de una inyección subcutánea, que producen una reducción del riesgo cardiovascular, sobre todo de eventos coronarios", comentó el especialista. Próximamente algunos de estos fármacos estarán disponibles también por vía oral.

En un segundo grupo están los inhibidores del SGLT2, fármacos orales que aumentan la eliminación de glucosa por el riñón y que han demostrado reducir la incidencia de insuficiencia cardiaca y la mortalidad por insuficiencia cardiaca, tanto en pacientes diabéticos o no.