Hasta 232 millones de mujeres no tienen acceso a anticonceptivos


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Hasta 232 millones de mujeres no puedan evitar el embarazo porque no tienen acceso a los anticonceptivos que necesitan y a los que tienen derecho, según ha destacado la ONU con motivo del 25 aniversario de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, que tuvo lugar en El Cairo (Egipto), donde los líderes mundiales se comprometieron a priorizar, entre otros, los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres y niñas.

Pese a los destacados avances logrados durante los últimos 25 años para empoderar a mujeres y niñas, el mundo continúa siendo un lugar difícil y peligroso para cientos de millones de ellas, según ha advertido la vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, durante su intervención en la ceremonia de conmemoración del vigésimo quinto aniversario, que se está celebrando en Nairobi (Kenia).

Mohammed ha recordado que a diario la vida representa una tragedia para las mujeres que fallecen dando a luz, para las niñas que se ven obligadas a casarse, para las que sufren mutilación genital y para las casi una de cada cinco mujeres que anualmente sufren agresiones o fallecen a manos de su pareja o familiares. "Es una burla que 5 millones de mujeres embarazadas desplazadas por conflictos o desastres necesiten atención médica, y que 232 millones de mujeres no puedan evitar el embarazo porque no tienen acceso a los anticonceptivos que necesitan y a los que tienen derecho", ha destacado.

En su opinión, la cumbre en Nairobi representa "una oportunidad única" para mejorar la actual situación de las mujeres y las niñas, junto a sus familias y comunidades, y poder "crear un mundo mejor con derechos y oportunidades para todas". "Necesitamos movilizar urgentemente el empuje político y financiero para promover el programa de la Conferencia, en particular en lo que respecta al aprovechamiento del dividendo demográfico, la reducción de la mortalidad materno-infantil prevenible y la demanda no cubierta de planificación familiar, y la eliminación de la violencia y las prácticas nocivas contra las mujeres y las niñas", ha señalado.

Mohammed ha declarado su apoyo firme e inquebrantable a estas acciones y ha indicado que la ONU se compromete a "defender los derechos humanos de todas las personas, incluido su derecho a la salud sexual y reproductiva, y acelerar todos los esfuerzos en apoyo a la igualdad entre géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, haciendo hincapié en los más vulnerables y desfavorecidos, garantizando que nadie se quede atrás".