Guías clínicas para la colitis ulcerosa (ASCRS, 2021)

  • Sociedad Americana de Cirujanos de Colon y Recto (ASCRS)

  • Maria Baena
  • Guías de Práctica Clínica
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Estos son algunos de los aspectos destacados de la guía sin análisis ni comentario. Para más información, consulte directamente la guía pulsando en el enlace en la referencia.

La Sociedad Americana de Cirujanos de Colon y Recto (ASCRS, por sus siglas en inglés) publicó las guías para el manejo de la colitis ulcerosa en julio de 2021 en la revista académica Diseases of the Colon & Rectum.[1] A continuación se describen las recomendaciones más fuertes, a no ser que se indique de otra manera.

Colitis ulcerosa que no responde a tratamiento médico

Un equipo multidisciplinar con consulta quirúrgica temprana debería guiar el tratamiento óptimo para pacientes hospitalizados con colitis ulcerosa de moderada a grave con tratamiento escalonado.

La colectomía abdominal total con ileostomía se recomienda generalmente para pacientes con colitis ulcerosa grave que no responde a tratamiento médico, colitis fulminante, megacolon tóxico o perforación colónica.

Se debe considerar un enfoque paso a paso un reservorio ileal con anastomosis reservorio-anal (RIARA) en pacientes a tratamiento con altas dosis de corticoesteroides o anticuerpos monoclonales.

Neoplasia asociada con colitis ulcerosa

Se recomienda la vigilancia endoscópica a intervalos regulares para pacientes con colitis ulcerosa. La cromoendoscopia o la endoscopia de alta definición con luz blanca se recomiendan generalmente para una vigilancia óptima.

La vigilancia endoscópica también se recomienda en el contexto de un pólipo visible extirpado durante endoscopia o lesiones displásicas sin pólipos. Para pacientes con lesiones displásicas visible que no estén dispuestos a excisión durante endoscopia, lesiones displásicas invisible en la mucosa plana que rodea la lesión displásica visible o adenocarcinoma colorrectal, generalmente se recomienda una proctocolectomía con o sin RIARA.

Para pacientes con lesiones displásicas visibles indefinidas que no estén dispuestos a someterse a extirpación por endoscopia, generalmente se recomienda tratamiento médico para curar la mucosa. Se recomienda la derivación a un endoscopista experimentado para repetir la colonoscopia en alta definición con cromoendoscopia con biopsias aleatorias, dirigidas y repetidas de 3 a 12 meses.

Para pacientes con lesiones displásicas invisibles, generalmente se recomienda la derivación a un endoscopista experimentado para repetir la endoscopia en alta definición con cromoendoscopia con biopsias dirigidas y repetidas de 3 a 12 meses. Se debe considerar la proctocolectomía en presencia de lesiones displásicas invisibles, multifocal de bajo grado o con la confirmación de cualquiera otra lesión displásica de alto grado.

Se deben llevar a cabo vigilancias endoscópicas tras RIARA.

Consideraciones técnicas y posoperatorias

Se recomienda un enfoque en dos pasos, tres pasos o dos pasos modificados para la mayoría de los pacientes con colitis ulcerosa sometidos a proctocolectomía restauradora total con RIARA.

Para pacientes con colitis ulcerosa que elijan intervenciones quirúrgicas programadas, las opciones aceptables incluyen proctocolectomía total con RIARA e ileostomía o ileostomía continente.

Se puede considerar la colectomía abdominal total con anastomosis ileorrectal en ciertos pacientes con colitis ulcerosa y conservación anal relativa (recomendación débil).

Se debe informar a las pacientes con colitis ulcerosa sometidas a protectomía sobre potenciales efectos sobre la fertilidad, el embarazo, la función sexual y la función urinaria.

La reservoritis es común tras la RIARA en el contexto de colitis ulcerosa y se clasifica según su respuesta a los antibióticos. 

Potenciales áreas de investigación

Una apendectomía podría reducir la necesidad de proctocolectomía asociada con enfermedad que no responde al tratamiento (recomendación débil).

En el contexto de empeoramiento de colitis ulcerosa aguda severa, se puede considerar una ileostomía en asa «de rescate» para potencialmente evitar una colectomía abdominal total de urgencia (recomendación débil).

Se debe considerar la profilaxis posoperatoria de tromboembolismos venosos prolongada en pacientes con colitis ulcerosa expuestos a tofacitinib (recomendación débil).

Para más información, por favor diríjase a Colitis ulcerosa, Pruebas de imagen para la colitis ulcerosa y Tratamiento quirúrgico de la colitis ulcerosa.