Guía de práctica clínica de la enfermedad aterosclerótica intracraneal (ESO, 2022)

  • Guías de Práctica Clínica
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Organización Europea del Ictus

Estos son algunos de los aspectos más destacados de la guía, sin análisis ni comentarios. Para más información, ve directamente a la guía pulsando en el enlace de la referencia.

La Organización Europea del Ictus (ESO, por sus siglas en inglés) publicó la guía para el tratamiento de los pacientes con enfermedad aterosclerótica intracraneal en septiembre de 2022 en European Stroke Journal.[1]

No se recomienda la anticoagulación oral frente al ácido acetilsalicílico en pacientes con ictus isquémico o ataque isquémico transitorio debido a una estenosis de alto grado relacionada con enfermedad aterosclerótica intracraneal.

No se recomienda añadir la angioplastia ni la implantación de una endoprótesis vascular al mejor tratamiento farmacológico como tratamiento de primera línea en pacientes con un ictus isquémico o un ataque isquémico transitorio relacionado con una estenosis de alto grado debida a la enfermedad aterosclerótica intracraneal.

Los procedimientos neuroquirúrgicos no se recomiendan en pacientes con un ictus isquémico o un ataque isquémico transitorio relacionado con una estenosis de alto grado debida a la enfermedad aterosclerótica intracraneal.

Se recomienda considerar el preacondicionamiento isquémico como coadyuvante al mejor tratamiento farmacológico en pacientes con un ictus isquémico o un ataque isquémico transitorio relacionado con una estenosis de alto grado debida a la enfermedad aterosclerótica intracraneal.

Se recomienda el control intensivo de los factores de riesgo vascular, incluido el control de los lípidos y los cambios en el estilo de vida (es decir, el aumento de la actividad física) en los pacientes con ictus isquémico o ataque isquémico transitorio relacionados con una estenosis aterosclerótica intracraneal, a fin de mejorar los resultados.