Generan células B-1 funcionales y trasplantables a partir de células madre pluripotentes (Stem Cell Rep)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Células B-1 funcionales derivadas de células madre embrionarias de ratón son capaces de injertarse a largo plazo y secretar anticuerpos naturales después del trasplante en ratones, según informan investigadores del Centro para Células Madre y Medicina Regenerativa en la Escuela de Medicina McGovern, en la UTHealth (Estados Unidos) en un artículo publicado en Stem Cell Reports. Los científicos están interesados en las células B-1 generadas a partir de células madre pluripotentes porque podrían probarse como un agente terapéutico para una amplia gama de trastornos inmunitarios.

"Todavía es un desafío producir células inmunitarias trasplantables a partir de células madre embrionarias de ratón, por lo que obtener células B-1 funcionales trasplantables a partir de células madre embrionarias de ratón es un avance significativo en el campo", afirma el autor principal del estudio, Momoko Yoshimoto. "El mensaje es que una parte de las células inmunitarias puede ser reemplazada por terapias celulares que utilizan células madre pluripotentes en el futuro", añade.

Las células madre hematopoyéticas de la médula ósea adulta proporcionan varias células sanguíneas a lo largo de la vida. Los trasplantes de células madre hematopoyéticas se usan ahora habitualmente para tratar a pacientes con cáncer y otros trastornos de la sangre y los sistemas inmunitarios. Pero con los métodos in vitro actuales es un desafío producir células madre hematopoyéticas que posean las propiedades de las células en organismos vivos sin manipulación genética.

En particular, el trasplante de médula ósea puede no reconstituir algunas células inmunitarias como las células B-1, que producen anticuerpos de inmunoglobulina M (IgM), el primer tipo de anticuerpo que el sistema inmunitario produce para combatir una nueva infección. Además de los pacientes que reciben trasplantes de células madre, la deficiencia de IgM también se presenta en personas con algunos tipos de cáncer, enfermedades autoinmunes, afecciones alérgicas y trastornos gastrointestinales, lo que eleva el riesgo de infecciones potencialmente mortales.

En el nuevo trabajo, Yoshimoto y colegas demostraron que se pueden generar células B-1 transplantables y funcionales a partir de células madre embrionarias de ratón sin modificaciones genéticas. Los científicos superaron las barreras previas que impedían esta hazaña mediante el uso de líneas celulares de alta calidad para apoyar el desarrollo de las células B. Tras ser trasplantadas a ratones receptores, los progenitores B derivados de células madre maduraron en células B-1 que se mantuvieron durante más de seis meses y secretaron anticuerpos IgM naturales.

"Producir progenitores B-1 funcionales in vitro a partir de células madre embrionarias de ratón es un paso importante para desarrollar una terapia celular para proporcionar IgM natural y células B-1 innatas que pueden no ser proporcionadas por el trasplante de médula ósea", señala Yoshimoto.

En estudios futuros, los científicos intentarán generar células B a partir de células madre pluripotentes inducidas por el hombre, que pueden utilizarse para la terapia celular para tratar a pacientes con trastornos inmunológicos. "Este es solo el primer paso en un largo proceso para traducir nuestros hallazgos a los humanos", concluye.