Futura herramienta para cuantificar la inflamación en las espondiloartritis axial (Rheumatol Int)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los reumatólogos Pedro Zarco y Raquel Almodóvar, junto al radiólogo Ángel Bueno y el ingeniero Luis Miguel Molinero, han puesto en marcha una herramienta de diagnóstico en el campo de las enfermedades reumáticas, más en concreto, de cuantificación de inflamación en relación a la espondiloartritis axial.

Su nombre es ‘herramienta eSpañola para la Cuantificación semiAutomática de Inflamación de Sacroilíacas en resonancia magnética en eSpondiloartritis’ (SCAISS), y su desarrollo ha sido publicado en Rheumatology International.

Poder cuantificar el edema de médula ósea "es importante, ya que es un predictor del desarrollo de daño estructural y de respuesta a los tratamientos en la espondiloartritis axial", afirma Zarco, quien añade que, en el 23% de los casos con dolor lumbar inespecífico y en el 6% de los individuos sanos, "se ha encontrado edema de médula ósea, lo que puede conducir a un diagnóstico erróneo de espondilitis anquilosante". De esto se ocupa precisamente SCAISS.

Las espondiloartritis tienen una prevalencia de entre un 0,3 y un 1,8% de la población, lo que supone que en España afectan a medio millón de personas. Estas enfermedades crónicas, inflamatorias y altamente discapacitantes, afectan a adultos jóvenes, muchos de ellos de entre 20 y 30 años.

Pese a su impacto y prevalencia, estas dolencias cuentan aún con una media de retraso elevada en el diagnóstico. Se estima que, desde que aparecen los primeros síntomas hasta que el paciente es diagnosticado, pueden pasar hasta ocho años. El retraso en el diagnóstico de estas enfermedades ocasiona lesiones que a veces resultan irreversibles, dañando la estructura ósea de pacientes jóvenes y limitando la capacidad de respuesta a la terapia posterior.

En el caso de los pacientes con espondilitis anquilosante, estos suelen mostrar alteraciones en las radiografías a nivel espinal y/o sacroilíacas, aumentando el nivel de afectación conforme avanza la enfermedad.

Actualmente se podría decir que la resonancia magnética es la técnica más útil para la detección precoz de sacroilitis activa, una enfermedad que suele ser la antesala de la espondiloartritis axial.

En palabras de Luis Miguel Molinero, SCAISS es una herramienta de software que, mediante tecnología de análisis de imagen, "sirve de ayuda al médico para cuantificar de forma numérica el grado de inflamación de sacroilíacas en pacientes con espondiloartritis", esta función se lleva a cabo a partir de imágenes obtenidas mediante resonancia magnética, acotando automáticamente las áreas de lesión en los puntos indicados por el especialista. Al mismo tiempo, "permite el archivo, para su revisión posterior, de las zonas de lesión señaladas por el médico", explica.

Para Raquel Almodóvar, esta herramienta presenta importantes ventajas respecto a los sistemas de cuantificación tradicionales, tales como la "sencillez, rapidez, objetividad y menor necesidad de entrenamiento por parte de los usuarios". Además, "evalúa dos planos de resonancia magnética, el semicoronal y el semiaxial, mientras que los sistemas tradicionales solo evalúan el plano semicoronal", asegura.

Otra de las ventajas que resaltan los creadores del 'software' es que no aumenta la carga de trabajo del médico. Esta característica, lo convierte en una herramienta "de uso factible en la práctica clínica habitual, también por especialistas no expertos en este campo", según Bueno. Además, "podría clasificar de forma objetiva a los pacientes con inflamación leve, moderada o severa, con implicaciones pronósticas y terapeúticas", añade.