Fosfomicina, preferida para infecciones por Escherichia coli productora de toxina Shiga en niños

  • Myojin S et al.
  • PLoS One

  • Maria Baena
  • Resúmenes de artículos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Liz Scherer | Informes Clínicos | 14 de febrero de 2022

Conclusión práctica

  • La fosfomicina parece prevenir el síndrome hemolítico urémico por Escherichia coli productora de toxina Shiga, sobre todo en niños menores de 15 años.
  • Por el contrario, los betalactámicos y los agentes antimotilidad pueden aumentar el riesgo de síndrome hemolítico urémico.

Relevancia

  • Se debe considerar el uso de fosfomicina para el manejo de la Escherichia coli productora de toxina Shiga, especialmente en pacientes pediátricos.
  • Evitar los antidiarreicos para reducir el riesgo de síndrome hemolítico urémico.

Resultados fundamentales

  • 90 pacientes (68 niños y 22 adultos; 55,6 % de 0 a 6 años), 371 participantes de control (266 niños y 105 adultos; 52,8 % de 0 a 6 años).
  • Cualquier antibiótico/riesgo de síndrome hemolítico urémico: niños (odds ratio ajustada emparejada [ORa], 0,56; p=0,041) frente a adultos (ORa emparejada, 1,57; p=0,477).
  • Antidiarreicos/riesgo de síndrome hemolítico urémico: niños (ORa emparejada, 2,65; p=0,015) frente a adultos (ORa emparejada, 1,84; p=0,494).
  • Fosfomicina/riesgo de síndrome hemolítico urémico: todas las edades (OR emparejado [ORm], 0,52; p=0,004) frente a niños (ORm, 0,38; p < 0,001) frente a adultos (ORm, 1,70; p=0,224).
  • Betalactámico/riesgo síndrome hemolítico urémico: todas las edades (ORm, 2,47; p<0,001) frente a niños (ORm, 2,27; p=0,005) frente a adultos (ORm, 3,06; p=0,014).

Diseño del estudio

  • Estudio de casos y controles emparejados poblacional que evaluó el vínculo entre la infección por Escherichia coli productora de toxina Shiga y la aparición de síndrome hemolítico urémico en pacientes japoneses.
  • Financiación: Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón.

Limitaciones

  • Número limitado de pacientes en el análisis final.
  • Faltan factores de confusión.
  • Sesgo de recuerdo.
  • Estudio retrospectivo.