Fernández-Pro: “La Atención Primaria debe ser mucho más resolutiva, y para ello hacen falta medios”


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas, los profesionales sanitarios y los ciudadanos diseñarán una nueva estrategia de Atención Primaria con el objetivo de buscar soluciones a “problemas estructurales” del sistema, como incrementar el número de profesionales, reducir la fatiga laboral e impulsar las tecnologías y el sistema de información. Antonio Fernández-Pro, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), ha indicado que “la Atención Primaria tiene que ser mucho más resolutiva, para lo cual hacen falta presupuesto y medios, con el objetivo de mejorar la calidad asistencial de los ciudadanos”.

Fernández-Pro ha hecho “una valoración positiva” del encuentro mantenido esta semana entre el Foro de Atención Primaria y representantes del Ministerio de Sanidad, encabezados por María Luisa Carcedo. “Es bueno que el Ministerio adopte de manera urgente una serie de compromisos con la Atención Primaria. Estamos receptivos y contentos, porque se va a hacer lo que llevamos mucho tiempo pidiendo, que es la convocatoria de una comisión monográfica sobre Atención Primaria en el Consejo Interterritorial con la finalidad de plantear soluciones”.

Fernández Pro ha reconocido que siente “miedo” ante la situación de volver a formar un grupo de trabajo, hacer un análisis de la situación, etc., y que se que produzca otra parálisis. “Los tiempos políticos son particulares, y entramos en elecciones autonómicas y parece poco probable que los gobiernos salientes tomen medidas muy rápidas. Por otra parte, el país está pendiente de Atención Primaria, que está en ebullición en muchas comunidades autónomas. Tenemos que pensar los pasos que debemos dar, debemos ser coherentes y fríos”.

El presidente de SEMG considera que la situación actual es fruto de una falta de toma de decisiones, aunque tampoco se trata de empezar de cero, porque se trabaja con “un sistema de éxito, a pesar de los problemas que han surgido en los últimos años”.

La ministra de Sanidad entregó el pasado miércoles unas bases sobre las que comenzar a trabajar en las que resumía la situación actual y proponía una posible línea de trabajo futuro, como explica Fernández-Pro: “Se trata de un borrador, ni siquiera lo considero un documento, sino una hoja de ruta. Al principio se propuso hacer un documento de inicio en el que se iban a marcar las estrategias de la dinámica de trabajo, y nosotros planteamos que esa dinámica debía ser muy rápida y ágil. Todos tenemos hechos los análisis, las líneas maestras ya están marcadas y todo el mundo sabe cuáles son”.

Profesionales, Administraciones y pacientes

La propuesta del Ministerio se basa en tres grupos de trabajo: profesionales sanitarios, representantes de las comunidades autónomas y pacientes o usuarios del Sistema Nacional de Salud. Los portavoces de cada grupo realizarán aportaciones al documento de trabajo inicial diseñado por el Ministerio de Sanidad y trabajarán en paralelo para definir sus iniciativas, que se pondrán en conjunto por parte del Ministerio a través de un informe final consensuado con todos los sectores implicados.

La elección de los representantes se hará en el plazo de unos 10-15 días, aproximadamente, según Fernández-Pro. “Si todos estamos de acuerdo en tomar una serie de medidas y modificar una serie de factores, cada comunidad autónoma debe realizar los ajustes. La voluntad del político es la que determina dónde se pone el dinero”.