Factores del estilo de vida suelen ser los desencadenantes de episodios de fibrilación auricular (HeartRhythm)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una encuesta personal de pacientes con fibrilación auricular  revela que la mayoría de los factores desencadenantes de la enfermedad son opciones de estilo de vida fácilmente modificables, que incluyen alcohol, cafeína, ejercicio y falta de sueño.

Los hallazgos, identificados por investigadores de la Universidad de California San Francisco (Estados Unidos), indican formas potenciales de prevenir y reducir los episodios de fibrilación auricular. Su estudio se publica en HeartRhythm.

"Casi todos los estudios de fibrilación auricular tienen que ver con factores de riesgo para el desarrollo inicial de la enfermedad", dice el autor principal Gregory Marcus. "Este estudio se centra en exposiciones específicas que causan un episodio individual", añade.

En la fibrilación auricular, los impulsos eléctricos en las cámaras superiores del corazón son caóticos, lo que hace que las paredes auriculares se agiten, en lugar de contraerse normalmente al mover la sangre a las cámaras inferiores. Como resultado, se pueden formar coágulos de sangre. Uno de cada cuatro adultos mayores de 40 años está en riesgo de fibrilación auricular, con una proyección de casi 6 millones de personas en el país que tienen la enfermedad para el 2050.

La fibrilación auricular es una de las principales causas de ictus, pero a menudo no presenta síntomas y puede permanecer sin ser detectada hasta que realmente ocurra un ictus. La detección temprana permitiría el uso de la terapia anticoagulante para mitigar el riesgo de accidente cerebrovascular y otras complicaciones, como demencia, enfermedad renal crónica e infarto de miocardio.

Los estudiso anteriores se han centrado en determinar los factores predictores del desarrollo de la fibrilación auricular, que se sabe que incluyen ser mayores, hombres y blancos; tener múltiples comorbilidades cardiovasculares; y factores del estilo de vida como el alcohol y el tabaquismo. Poco se sabe acerca de las exposiciones agudas que influyen en episodios específicos.

Según Marcus, la idea de este estudio surgió de un grupo de pacientes con fibrilación auricular, incluida la autora Mellanie True Hills, directora ejecutiva de la organización sin ánimo de lucro para la defensa del paciente StopAfib.org, y, Debbe McCall, que tiene miles de seguidores pacientes en Twitter. Forman parte de Health eHeart Alliance, una red de investigación impulsada por pacientes que participa en el diseño, la realización, la supervisión y la diseminación de resultados de proyectos de investigación centrados en las enfermedades cardiovasculares y está respaldada por el Health eHeart Study.

En el estudio los investigadores encuestaron a 1.295 pacientes con fibrilación auricular del Health eHeart Study y StopAfib.org, preguntándoles si habían experimentado un episodio de fibrilación auricular desencadenado por uno de los 11 posibles detonantes identificados por un comité de revisión de pacientes con fibrilación auricular. Los participantes también podrían escribir sus propios activadores, además de los propuestos por los científicos.

Casi el 74% (957) reportó detonantes de fibrilación auricular. Los más comunes fueron el alcohol (35%), la cafeína (28%), el ejercicio (23%) y la falta de sueño (21%). Los pacientes más jóvenes, las mujeres y las personas con antecedentes familiares fibrilación auricular FA tenían más probabilidades de informar de latidos cardiacos irregulares tras los desencadenantes.

De promedio, los pacientes informaron haber experimentado reacciones a dos factores desencadenantes diferentes. Las mujeres, los hispanos, las personas con apnea obstructiva del sueño y los pacientes con antecedentes familiares de fibrilación auricular informaron de un mayor número de factores desencadenantes.

Los pacientes con desencadenantes fibrilación auricular tenían 71% menos probabilidades de insuficiencia cardiaca congestiva y más de dos veces más probabilidades de tener antecedentes familiares de fibrilación auricular en comparación con aquellos sin desencadenantes, según los datos del Health eHeart Study.

Marcus señala que el estudio reveló la necesidad de explorar el impacto de estas exposiciones comunes en una amplia gama de pacientes con fibrilación auricular, incluida una posible conexión con las diferencias genéticas subyacentes. "Entender mejor los factores desencadenantes a nivel individual puede ayudar a empoderar a los pacientes y representa un enfoque novedoso para mejorar la calidad de vida y reducir el uso de la atención médica para la FA", afirma Marcus.

"Para aquellos con antecedentes familiares de fibrilación auricular, comprender las interacciones gen-ambiente puede revelar nuevos mecanismos y –añade-, en última instancia, ayudar a aconsejar a los pacientes sobre las mejores intervenciones en el estilo de vida". El siguiente paso, según el investigador, es lanzar un estudio basado en una app para que cualquier persona con fibrilación auricular intermitente (paroxística) y un teléfono inteligente pruebe sistemáticamente sus desencadenantes.

Llamado I-STOP-AF, el estudio de seis semanas incluirá periodos de exposición y eliminación del desencadenante en aproximadamente 500 participantes y les pedirá rastrear los síntomas de fibrilación auricular junto con sus exposiciones.