Expertos opinan que la inclusión de la vacuna contra el meningococo B en algunas autonomías se debe a criterios políticos


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) ha comentado que la inclusión de la vacuna contra el meningococo B en algunas comunidades autónomas se debe más a criterios políticos que científicos.

"Desde SESPAS observamos con sorpresa, que en las últimas semanas se haya focalizado el reto de la vacunación en España en torno a la meningitis y a la supuesta necesidad de incluir la vacuna frente al meningococo B en el calendario vacunal", señala la sociedad científica.

A su juicio, la incorporación de las nuevas propuestas introducidas en el mercado al calendario vacunal recomendado ha de seguir criterios fundamentados en el análisis de su valor y de su coste utilidad desde órganos asesores libres de conflictos de interés, con la idea de que los recursos públicos deben invertirse de forma preferente en función de su rendimiento social.

En este sentido, ha coincidido con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) sobre que esta vacuna debe recomendarse de forma restringida para determinados grupos de riesgo. Por ello, prosigue, se accede a la vacunación gratuita en el ámbito hospitalario, o mediante pago directo en farmacias comunitarias.

"La reciente inclusión de la vacuna frente a meningitis B en el calendario de alguna comunidad parece basarse en otro tipo de criterios más propios del ámbito político que del científico. Tomar este tipo de decisiones en época electoral no contribuye a la confiabilidad", ha añadido.

Por tanto, SESPAS ha manifestado su adhesión a la propuesta del Ministerio de Sanidad y el CISNS de introducir una modificación en el calendario de vacunación infantil, aprobada el 14 de marzo de 2019, que afecta a la lucha contra la enfermedad meningocócica.

A su entender, esta iniciativa supone mantener la inmunización frente al meningococo C (4 y 12 meses de edad) y la inclusión de la vacuna tetravalente (frente a los serogrupos de meningococo ACWY) a los 12 años. También se ha previsto una dosis de rescate con la tetravalente a jóvenes no vacunados para administrar entre los 13-18 años de forma coordinada en todas las comunidades.

La vacunación frente al meningococo B queda recomendada para grupos de riesgo específico, situaciones de especial riesgo de adquirir enfermedad meningocócica invasiva o en casos de brote epidémico.

Al respecto de la vacunación frente a enfermedad meningocócica por serogrupo B, ha insistido en que hay documentos que aportan una valoración detallada de esta vacuna, y que recogen los estudios existente sobre su seguridad y efectividad, que ponen de manifiesto la corta duración de la protección tras la vacunación, la ausencia de protección de rebaño que pueda beneficiar a la población no vacunada, y su alta reactogenicidad, especialmente cuando se administra junto a las vacunas incluidas en el calendario.

"Estas consideraciones junto a las limitaciones actuales de los datos científicos sobre la vacuna y su elevado coste, hacen que actualmente no pueda ser considerada coste efectiva en muchos países, incluida España", concluye.