Excesivos niveles de hormonas podrían causar hipertensión intracraneal idiopática (JCI Insight)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una investigación dirigida por la Universidad de Birmingham (Reino Unido) ha encontrado que el aumento de los niveles de hormonas, incluida la testosterona, podría causar hipertensión intracraneal idiopática, trastorno cerebral que puede provocar ceguera en mujeres. Está causada por una alta presión en el cerebro con consecuencias que van desde la ceguera hasta la incapacitación por dolores de cabeza diarios a largo plazo.

La hipertensión intracraneal idiopática se identificó originalmente hace más de 100 años, pero la causa de la enfermedad sigue sin conocerse, aunque se ha especulado mucho sobre por qué más del 95% de la incidencia total se da en mujeres con obesidad. Una vez considerada como rara, su incidencia ahora está aumentando dramáticamente en línea con el incremento global de la obesidad y ha habido un aumento del 150% en la incidencia en los últimos 10 años. Actualmente, las opciones de tratamiento son muy limitadas.

Los investigadores, cuyo trabajo se publica en JCI Insight, exploraron el papel de las hormonas conocidas como andrógenos en la forma en que se desarrolla hipertensión intracraneal idiopática.

Examinaron los niveles de andrógenos en sangre y orina, así como en el líquido cefalorraquídeo, en 55 mujeres con hipertensión intracraneal idiopática de 18 a 45 años de edad. Luego compararon los resultados con los niveles observados en mujeres con obesidad del mismo índice de edad y masa corporal (IMC), así como una cohorte de mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP), que se asocia clásicamente con niveles elevados de tipos específicos de andrógenos que pueden causar exceso de vello y menstruaciones irregulares.

Los científicos encontraron que las pacientes con hipertensión intracraneal idiopática tenían un perfil muy diferente de niveles elevados de andrógenos en comparación con las mujeres de edad similar con obesidad y las mujeres con SOP. Los más notables fueron los altos niveles de testosterona que se encuentran en la sangre en mujeres con hipertensión intracraneal idiopática. Fundamentalmente, los niveles de andrógenos se incrementaron de forma única en el líquido cefalorraquídeo de las mujeres con hipertensión intracraneal idiopática. Cuando los científicos analizaron el tejido del plexo coroideo humano, que es el sitio en el cerebro donde se produce el líquido cefalorraquídeo, confirmaron que los andrógenos podrían aumentar la tasa de secreción de líquido cefalorraquídeo, un potencial conductor del aumento de la presión cerebral.

El autor principal del estudio, Alex Sinclair, explica que "durante más de 100 años se ha desconocido la causa de la hipertensión intracraneal idiopática. Estos hallazgos marcan un paso clave hacia adelante; por primera vez, hemos encontrado un patrón de desregulación de andrógenos que es exclusivo de enfermedad y potencialmente un factor de presión cerebral anormal en las personas con la afección. En conjunto, esto proporciona la primera evidencia de que la hipertensión intracraneal idiopática puede ser una manifestación del exceso de andrógenos en las mujeres".