Estrategias óptimas de obtención de imágenes para el cáncer de próstata avanzado: directrices de ASCO

  • Trabulsi EJ & al.
  • J Clin Oncol
  • 15 ene. 2020

  • Oncology guidelines update
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO) ha publicado las directrices sobre las estrategias óptimas para la obtención de imágenes de cáncer de próstata en estadio avanzado.

Recomendaciones clave

  • Deben obtenerse de todos los pacientes imágenes mediante métodos tradicionales (IT, que se definen como TAC, gammagrafía ósea o RM de próstata) o imágenes con métodos de última generación (IUG, que se definen como tomografía por emisión de positrones o RM de cuerpo completo) de acuerdo con las situaciones clínicas.
  • En el caso de enfermedad localizada de riesgo elevado/muy elevado de diagnóstico reciente:
    • cuando se obtiene un resultado negativo (ausencia de la enfermedad), sospechoso o equívoco, las IUG pueden añadir beneficio clínico.
  • Cuando se produce aumento del PSA después de la prostatectomía y se obtiene ausencia de la enfermedad en las IT:
    • deben ofrecerse las IUG si se contempla la radioterapia de rescate, pero no a los hombres que no sean idóneos o que no estén dispuestos a recibir tratamiento local/regional de rescate.
  • Si el PSA se eleva después de la administración de radioterapia y de la ausencia de enfermedad en las IT:
    • pueden ofrecerse las IUG si se contempla el tratamiento local/regional de rescate.
  • En el caso de que se trate de enfermedad metastásica sensible a las hormonas en el diagnóstico inicial o después del tratamiento inicial:
    • las IUG pueden aclarar la carga de la enfermedad.
  • En el caso de enfermedad resistente a la castración no metastásica:
    • solo pueden ofrecerse las IUG si se contempla algún cambio en la atención clínica.
  • En el caso de enfermedad resistente a la castración metastásica:
    • la progresión del PSA por sí sola no debe ser el único motivo para cambiar el tratamiento. Pueden usarse las IT para la evaluación inicial y deben continuarse para facilitar los cambios.
    • Pueden utilizarse de forma individualizada las IUG cuando se sospeche metástasis subclínica a pesar de haber obtenido un resultado de ausencia de afectación en las IT.
  • Si se muestra progresión radiográfica en las IT:
    • no deben ofrecerse las IUG de forma habitual.