Este sábado 15 de febrero se celebra el Día Internacional del Niño con Cáncer


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Este sábado 15 de febrero se celebra una nueva edición del Día Internacional del Niño con Cáncer, con la finalidad de crear conciencia y sensibilizar a las personas sobre una enfermedad que lamentablemente afecta a muchos niños y jóvenes.

Cada año se diagnostican en España algo más de 1.000 nuevos casos de cáncer en niños de 0 a 14 años, lo que supone la primera causa de muerte infantil por enfermedad en los países desarrollados. En 2017 hubo una supervivencia del 82,8% gracias a nuevas técnicas diagnósticas y tratamientos más eficaces.

Los cánceres infantiles representan alrededor del 0,4% del total de casos de tumores. No se puede prevenir ni detectar a tiempo, por lo que la investigación resulta aún más importante.

Con motivo del Día Internacional, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) organizó esta semana la mesa redonda 'Cáncer infantil, el cáncer olvidado por la investigación ¿Por qué se investiga tan poco?'.

En dicha sesión, el jefe de del Servicio de Hemato-Oncología Pediatría del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Antonio Pérez Martínez, tildó de "absoluto disparate" que en España casi 50 centros puedan tratar distintos cánceres infantiles, teniendo en cuenta que son enfermedades raras por su escasa prevalencia.

El investigador pidió "concentrar recursos" en centros de referencia para mejorar los tratamientos que se pueden aplicar a los niños con cáncer, ya que tal como recordó, no todos los hospitales españoles cuentan con tecnología como caracterización avanzada del cáncer, que es útil para conocer genéticamente el tumor y poder abordarlo de la forma más efectiva.

"Hay que concentrar recursos. Es un absoluto disparate que haya casi 50 centros que atienden cánceres infantiles, esto es culpa de los gestores sanitarios. La cercanía o la comodidad no debe ser el mensaje sino un mejor tratamiento para los niños", defendió Pérez Martínez, quien puntualizó, no obstante, que la burocracia derivada de la existencia de las comunidades autónomas "dificulta la transferencia entre regiones e incluso entre hospitales de la misma autonomía".

En la charla, se abordó, entre otras cuestiones, las causas por las que los investigadores en estos tumores no cuentan con los suficientes recursos. En este sentido, Pérez Martínez citó varios motivos: "La curación de estos tumores es mucho más alta que en los de adultos por aspectos fisiológicos del niño, que tiene más capacidd de tolerar las dosis más altas de quimioterapia. Esta tasa de curación ha hecho que nos acostumbremos".

El investigador recordó que las razones biológicas por las que los niños sufren este tipo de tumores (neuroblastomas o leucemias, por ejemplo), en lugar de otros más propios de adultos (mama o colon) siguen siendo desconocidas. "Hay que conocer a nuestro enemigo para elaborar tratamientos eficaces. Y también necesitamos curar a los niños sin secuelas, porque tienen toda la vida por delante", justificó Pérez Martínez para reivindicar mayor apoyo a la investigación en tumores infantiles.

En este contexto, el investigador Manuel Ramírez, pediatra y oncohematólogo del Hospital Niño Jesús de Madrid, apostó por investigar más: "No curamos bien a todos los niños con cáncer, hay que curarles para que no tengan secuelas que le vayan a durar toda la vida", ha señalado. Por otra parte, ha reivindicado que los médicos que realizan actividad asistencial con los niños con cáncer también investiguen, así como que los científicos investiguen en los hospitales "con buen sueldo y buenas condiciones laborales".