Especialistas en oncología piden ampliar la cartera de servicios del SNS para incluir los biomarcadores


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Oncólogos reunidos en la jornada “Biomarcadores en Inmuno-Oncología”, organizada en Madrid por la Fundación para la Excelencia y Calidad de la Oncología (ECO), han solicitado ampliar la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) para incluir los biomarcadores y así mejorar el abordaje de la inmunoterapia.

A pesar de que se están alcanzando importantes hitos en el aumento de la supervivencia del cáncer con los tratamientos basados en la inmunoterapia, todavía existe un importante número de pacientes que no se pueden beneficiar de estos tratamientos, que además tienen un elevado coste que dificulta su acceso.

"Es necesario buscar biomarcadores que ayuden a predecir qué pacientes se van a beneficiar y cuáles no, lo que permitirá evitar toxicidades, optimizar el tratamiento de estos fármacos y reducir los costes del SNS", ha declarado el presidente de la Fundación ECO, Vicente Guillem, quien ha insistido en la necesidad de establecer una estrategia nacional para incluir los biomarcadores en el SNS.

De la misma opinión es el resto de los expertos participantes en la jornada como, por ejemplo, Antonio Rueda, del Hospital Carlos Haya de Málaga, quien ha subrayado los beneficios que la inmunoterapia está aportando a los pacientes con cáncer de cabeza y cuello, si bien ha asegurado que para mejorar los resultados es necesario encontrar nuevos biomarcadores de este tumor.

"En cáncer de pulmón es necesario también encontrar nuevos biomarcadores para seleccionar mejor a los pacientes", explica Guillermo de Velasco, del Hospital 12 de Octubre de Madrid. Precisamente, sobre este tumor, Enriqueta Felip, del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, ha recordado que la inmunoterapia ha permitido aumentar la supervivencia en diferentes subgrupos de pacientes con cáncer de pulmón, informando de que en la actualidad su uso de está extendiendo a primera línea de tratamiento.

Ahora bien, los especialistas han avisado de las toxicidades que puede provocar la inmunoterapia, como se ha visto en pacientes con cáncer renal. "La toxicidad en muchos casos suele ser severa y difícil de manejar, por lo que es necesario seguir trabajando para seleccionar adecuadamente a los pacientes", apunta Ignacio Durán del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander.

Finalmente, Salvador Martín Algarra, de la Clínica Universidad de Navarra, se ha referido a los buenos resultados que la inmunoterapia está aportando al tratamiento de los tumores cutáneos, si bien ha lamentado que haya fármacos inmunoterápicos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) que todavía no están disponibles en España.