España se suma al proyecto europeo para impulsar una única solución de rastreo contra la COVID-19


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

España se ha sumado, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (IA), al consorcio de Rastreo Paneuropeo de Proximidad para Preservar la Privacidad (PEPP-PT), un proyecto que busca crear una solución común para luchar contra el coronavirus respetando la legislación y los principios europeos de privacidad y protección de datos.

Así lo ha anunciado la Secretaría de Estado en su cuenta de Twitter, en la que señala que el objetivo de esta iniciativa paneuropea es crear un sistema para aplicaciones que contribuya a frenar las cadenas de contagio de COVID-19 "respetando los principios de privacidad europeos".

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (IA), Carme Artigas, ha detallado que esta departamento, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, representará a España en este consorcio en el marco de su apuesta por una aplicación única europea.

"Solo logrando la interoperabilidad entre países podrá garantizarse una trazabilidad que asegure el intercambio de datos anónimos en la lucha contra el COVID-19", ha resaltado Artigas desde su cuenta de Twitter.

El consorcio cuenta con más de 130 miembros de 8 países europeos (España, Alemania, Francia, Italia, Suiza, Bélgica, Dinamarca y Austria), que incluyen científicos, tecnólogos y expertos de reconocidas instituciones internacionales de investigación y de empresas. Se ha constituido como una organización sin ánimo de lucro y financiada con donaciones.

La misión del PEPP-PT es ayudar a las iniciativas que se adopten a nivel nacional mediante el suministro de un conjunto de mecanismos y estándares listos para su uso, probados y evaluados adecuadamente, así como servicios de apoyo para la interoperabilidad, el alcance y la operativa.

"Los mecanismos y estándares técnicos del PEPP-PT protegerán completamente la privacidad mientras aprovechan las posibilidades de la tecnología digital para maximizar la velocidad y la capacidad en tiempo real de dar una respuesta nacional a la pandemia", incide el consorcio.

La Comisión Europea solicitó la semana pasada a los Estados miembro una mayor coordinación para un uso paneuropeo de las aplicaciones móviles enfocado al control y contención del coronavirus, al tiempo que recordó que el rastreo de datos y otras posibilidades que ofrecen estas tecnologías deben estar siempre dentro de los límites de la protección de datos.

Por ello, Bruselas espera que los países de la Unión Europea, en coordinación con los servicios comunitarios y con los expertos europeos en materia de protección de datos, tengan lista como muy tarde el próximo 15 de abril una "caja de herramientas" que facilite la estrategia común.