España alcanza la cifra más alta de automedicación

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El 26 por ciento de los españoles se automedica, siendo esta la cifra más alta de automedicación desde 2020. Todo ello implica una clara tendencia al alza. Así se concluye de los últimos datos revelados en el V Estudio de Salud y Estilo de Vida de Aegon. Además, el informe señala que este aumento en la automedicación sí se produce con los medicamentos (casi 17 por ciento en 2022 frente al 14,8 por ciento en 2021). Sin embargo, no sucede con la homeopatía o medios naturales (6,6 por ciento vs. 6,9 por ciento).

En este sentido, el estudio advierte que, de las personas que practican la automedicación muchos dicen utilizar productos por prescripción de un influencer o famoso. Es decir, terceros que no son profesionales de la salud.

Es el caso de productos para tratar enfermedades leves como catarros (25,8 por ciento), una variable que aumenta cuatro puntos respecto a 2021. Asimismo, el 13,5 por ciento de los encuestados consume suplementos vitamínicos por prescripción de un influencer. Aunque es cierto que esta cifra desciende respecto al año anterior. Lo mismo sucede con los productos cosméticos y para adelgazar.

Motivos de la automedicación

Más del 42 por ciento de los encuestados afirma que el principal motivo para automedicarse es porque saben lo que les va a recetar el médico. El segundo motivo más común, que representa al 31 por ciento de los encuestados, es para tratar enfermedades que no se consideran graves. En tercer lugar, acumulando un 21 por ciento, los encuestados señalan las largas listas de espera para conseguir una cita. Esto, seguido de la pérdida de tiempo en consulta, acusada por el 18 por ciento de la muestra.

Por edad, los más jóvenes (18-25) encuentran como principal razón para automedicarse el hecho de pensar que no tienen nada grave (45,2 por ciento), casi un 10 por ciento más que aquellos que declaran saber qué les va a recetar el médico en función de sus síntomas (36,1 por ciento). Por otro lado, son los encuestados de entre 56 y 65 años quienes más se escudan en saber lo que les va a recetar su médico para automedicarse (54,6 por ciento) aunque son también los que menos problema tienen a la hora de acudir a la consulta junto con los mayores de 65.