Esófago de Barrett: nuevas directrices sobre el cribado y la vigilancia

  • Qumseya B & al.
  • Gastrointest Endosc
  • 1 sept. 2019

  • de Jim Kling
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La Sociedad Estadounidense de Endoscopia Gastroenterológica (American Society for Gastroenterology Endoscopy, ASGE) ha publicado la actualización de la guía sobre el cribado y la vigilancia del esófago de Barrett (EB).

Por qué es importante

  • Los avances recientes han respondido a las limitaciones en los regímenes de cribado y vigilancia anteriores.

Puntos clave

  • Debe utilizarse la vigilancia en los pacientes con EB no displásico (condicional).
  • No existen suficientes datos para recomendar el cribado del EB pero, si se realiza, debe incluir la identificación de las personas con antecedentes familiares de adenocarcinoma de esófago o EB, o los pacientes con ERGE y ≥1 factor de riesgo adicional.
  • Vigilancia:
    • Si se usa la cromoendoscopia, debe hacerse con cromoendoscopia virtual y obtención de muestras de biopsia según el protocolo Seattle, en lugar de endoscopia con luz blanca y obtención de muestras de biopsia del protocolo de Seattle (fuerte).
    • Debe darse preferencia a la endoscopia con luz blanca con obtención de las muestras de biopsia según el protocolo de Seattle antes que a la endomicroscopia con láser confocal (condicional).
  • La ecografía endoscópica no debe utilizarse de forma habitual para diferenciar la enfermedad mucosa de la submucosa en los pacientes con EB con displasia de gran malignidad/cáncer intramucoso o en los ganglios linfáticos (fuerte).
  • Cuando se sepa o se sospeche que hay EB, se recomienda la obtención de muestras transepiteliales de área extensa con análisis tridimensional asistido por ordenador y biopsia según el protocolo de Seattle con preferencia a la endoscopia con luz blanca y obtención de muestras de biopsia según el protocolo de Seattle (condicional).
  • No hay datos suficientes para recomendar o desaconsejar el uso habitual de la endomicroscopia láser volumétrica en la vigilancia de los pacientes con EB.