ESMO 2019 — Cáncer de pulmón microcítico extenso: la inmunoterapia beneficia a algunos pacientes, pero hace falta encontrar biomarcadores


  • Jo Whelan
  • Oncology Conference reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La inmunoterapia puede beneficiar a algunos pacientes con carcinoma pulmonar microcítico en estadio extenso (CPM-EE), pero los biomarcadores existentes no permiten identificar a estas personas.

Por qué es importante

  • Para mejorar la eficacia limitada observada con quimioterapia, se necesitan urgentemente tratamientos nuevos de primera línea para el CPM-EE.
  • Tratar a todos los pacientes es costoso en relación con los beneficios obtenidos y expone a los pacientes a toxicidad innecesaria.
  • Dos nuevos análisis confirmaron que una minoría de pacientes con CPM-EE derivan beneficio clínicamente relevante de la inmunoterapia, pero mostraron que los biomarcadores existentes no son pronósticos de la respuesta.
  • En el estudio CASPIAN se ha mostrado con anterioridad que la adición de durvalumab a la quimioterapia estándar con etopósido + cisplatino (EP) en el tratamiento de primera línea produce un beneficio modesto en supervivencia: aumenta la mediana de la SG de 10,3 meses a 13,0 meses (HR: 0,73, IC del 95 %: 0,591 - 0,909, p = 0,0047). Sin embargo, los nuevos datos presentados en el congreso ESMO 2019 mostraron que la expresión de PD-L1 era baja y que no producía ningún efecto significativo sobre los desenlaces clínicos.
  • Como podría esperarse a partir de los datos de eficacia, en los pacientes que recibieron tratamiento con durvalumab, el tiempo transcurrido hasta el deterioro de los síntomas, de la función y de la calidad de vida relacionada con la salud fue más largo.
  • En los resultados actualizados del estudio IMPower-133 después de 22,9 meses de seguimiento, la adición de atezolizumab al tratamiento con EP se asoció con una mediana de la SG de 12,3 meses (HR: 0,76, IC del 95 %: 0,60 - 0,95). La supervivencia a los 18 meses fue del 34 % con atezolizumab + EP en comparación con el 21 % con tratamiento solamente con EP.
  • No fueron factores pronósticos de beneficio los biomarcadores PD-L1 ni la carga mutacional tumoral (CMT).

Comentario del experto

  • «Ambos estudios presentaban población, desenlaces y acontecimientos adversos similares», explicó el Dr. Johan F. Vansteenkiste (Hospital Universitario de Lovaina, Bélgica), el comentarista experto invitado. Aunque constituyen el primer progreso en el tratamiento del CPM-EE en decenios, los resultados son clínicamente modestos. Señaló un análisis económico reciente en el que se mostraba una relación entre coste y beneficio muy elevada al tratar con inmunoterapia a pacientes con CPM-EE sin seleccionar. Sin embargo, dada la cantidad limitada de tejido microambiental en el tumor, es posible que sea difícil encontrar biomarcadores en el CPM.