ESMO 2018 – La adición de radio‑223 a la abiraterona se asoció a peores resultados clínicos en el CPRCm


  • Jo Whelan
  • Oncology Conference reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La adición de radio‑223 (Ra‑223) a la abiraterona y a la prednisona (AAP) no mejora la supervivencia libre de acontecimientos esqueléticos sintomáticos (libre de AES) ni la supervivencia global (SG) en hombres con cáncer de próstata resistente a la castración metastásico (CPRCm) y metástasis óseas.
  • Los pacientes que recibieron AAP + Ra‑223 sufrieron más fracturas que los que recibieron AAP + placebo, y falleció un número mayor de pacientes en el grupo del Ra‑223.
  • No se recomienda esta combinación, y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha modificado la información de prescripción del Ra‑223.

Por qué es importante

Las metástasis óseas son frecuentes en el cáncer de próstata, y los síntomas esqueléticos son una carga importante para los pacientes. El Ra‑223 es un tratamiento dirigido al hueso que puede mejorar la SG y reducir los AES en hombres con CPRCm y metástasis óseas. Se planteó la hipótesis de que la adición de Ra‑223 a AAP podría mejorar los resultados clínicos.

Resultados clave

  • La mediana de la supervivencia libre de AES fue de 22,3 meses (IC del 95 % 20,4‑24,8) con AAP + Ra‑223 en comparación con 26,0 meses (IC del 95 % 21,8‑28,3) con AAP + placebo (razón de riesgos instantáneos [RRI] 1,122, IC del 95 % 0,917‑1,374; P = 0,2636).
  • La mediana de la SG fue de 30,7 meses (IC del 95 % 25,8‑no estimable) con AAP + Ra‑223 y de 33,3 meses (IC del 95 % 30,2‑41,1) con AAP + placebo (RRI 1,195, IC del 95 % 0,950‑1,505; P = 0,1280).
  • Las fracturas clínicas fueron más frecuentes en el grupo de AAP + Ra‑223, y el número de muertes fue ligeramente superior.
  • Los pacientes que también estaban recibiendo fármacos para la salud ósea sufrieron menos fracturas en ambos grupos de tratamiento.

Diseño del estudio

  • Se asignó aleatoriamente a hombres asintomáticos o levemente sintomáticos con CPRCm y metástasis óseas no tratados previamente con quimioterapia para recibir AAP + Ra‑223 o AAP + placebo.
  • Solo se permitió el uso de fármacos para la salud ósea (bisfosfonatos o denosumab) en los pacientes que ya los estaban recibiendo al inicio del estudio.
  • El criterio de valoración principal fue la supervivencia libre de AES (SLAES).

Comentario

«La salud ósea requiere más atención en los pacientes con CPRCm. Los fármacos para la salud ósea deben usarse con mayor frecuencia, tanto con Ra‑223 como con otros tratamientos», afirmó el orador invitado, Daniel Heinrich, del Hospital Universitario de Akershus, Noruega.