ESC 2020-Evolocumab: tolerable y eficaz en hipercolesterolemia familiar pediátrica

  • Sue Hughes

  • Cobertura de Congreso por Medscape
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El anticuerpo monoclonal anti-proproteína convertasa subtilisina/kexina de tipo 9, (PCSK9) evolocumab, fue bien tolerado y redujo efectivamente 38% el colesterol de lipoproteínas de baja densidad, en comparación con placebo, en un estudio aleatorizado controlado en pacientes pediátricos con hipercolesterolemia familiar heterocigota que ya estaban tomando estatinas con o sin ezetimiba.[1]

"HAUSER-RCT es el estudio más grande y el primer ensayo aleatorizado controlado con placebo de un inhibidor de la proproteína convertasa subtilisina/kexina de tipo 9 en la hipercolesterolemia familiar pediátrica", comentó a Medscape el autor principal, Dr. Daniel Gaudet, Ph. D., de la Université de Montreal, en Quebec, Canadá.

"El estudio demostró buena tolerabilidad y eficacia del fármaco en esta población, con excelente reducción de 44% del colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), en comparación con 6% en el grupo que recibió placebo".

El estudio también reveló que evolocumab fue bien tolerado en este grupo, y los efectos adversos fueron similares en los grupos con tratamiento activo o placebo.

"Algunas personas han dudado sobre el empleo de un fármaco mediante una inyección mensual en una población pediátrica, pero esto no fue problema en nuestro estudio. La idea de una inyección mensual fue bien recibida, y no hubo deserción de ningún paciente a causa de esto", señaló el Dr. Gaudet.

El estudio HAUSER RCT fue presentado virtualmente el 29 de agosto en el Congreso de la European Society of Cardiology (ESC) de 2020, y simultáneamente en la versión digital de The New England Journal of Medicine.

"Para el estudio se reclutó a participantes de 23 países de cinco continentes, por lo que ofrece un panorama preciso de la tolerabilidad y la eficacia de evolocumab en pacientes con hipercolesterolemia familiar pediátrica de todo el mundo", comentó el Dr. Gaudet.

El estudio aleatorizado, controlado con placebo, con doble enmascaramiento, de 24 semanas, incluyó a 157 pacientes de 10 a 17 años de edad con hipercolesterolemia familiar heterocigótica que tomaban estatinas con o sin ezetimiba y que tenían cifra de colesterol de lipoproteínas de baja densidad de 130 mg/dl o más, y cifra de triglicéridos de 400 mg/dl o menos.

Fueron aleatorizados en proporción de 2:1 para recibir inyecciones subcutáneas mensuales de evolocumab (420 mg) o placebo.

Los resultados demostraron que en la semana 24 el porcentaje medio de cambio a partir del inicio en el nivel de colesterol de lipoproteínas de baja densidad fue de -44,5% en el grupo que recibió evolocumab, y de -6,2% en el que recibió placebo, lo que dio una diferencia de -38,3 puntos porcentuales (p 

El cambio absoluto en los valores de colesterol de lipoproteínas de baja densidad fue de -77,5 mg/dl en el grupo con evolocumab, y de -9,0 mg/dl en el de placebo, lo que arrojó una diferencia de -68,6 mg/dl (p 

Los resultados para todas las variables secundarias de lípidos secundarias fueron significativamente mejores con evolocumab que con placebo. La incidencia de eventos adversos ocurridos durante el periodo de tratamiento fue similar en los grupos con evolocumab o placebo. Los resultados anormales en los análisis de laboratorio no fueron diferentes entre los grupos.

El Dr. Gaudet señaló que la hipercolesterolemia familiar es la enfermedad genética más frecuente en el mundo y afecta a 1 de cada 250 personas. "Es muy susceptible de tratamiento, por lo que es importante identificar a estos pacientes, pero su infradiagnóstico es masivo, y solo se han identificado alrededor de 15% a 20% de los pacientes con este trastorno", destacó.

"La vasta mayoría de los pacientes con hipercolesterolemia familiar pediátrica puede alcanzar los niveles de lipoproteínas de baja densidad establecidos como objetivo con estatinas y ezetimiba, pero 5% a 10% de ellos pueden necesitar tratamiento adicional. Ahora hemos demostrado que evolocumab es tolerable y eficaz para estos pacientes y se puede utilizar para cerrar esta brecha", comentó el Dr. Gaudet.

"Ahora podemos afirmar que es posible abarcar todas las situaciones en el tratamiento de la hipercolesterolemia familiar, cualquiera que sea la gravedad de la enfermedad", añadió.

Sin embargo, el desafío sigue siendo mejorar el diagnóstico de la hipercolesterolemia familiar. "Si hay una persona con esta enfermedad en una familia, es fundamental que toda la familia extendida sea sometida a pruebas. Actualmente nuestras herramientas para tratar este trastorno son suficientemente eficaces, de manera que no hay motivo para no diagnosticar esta enfermedad", resaltó el Dr. Gaudet.

El estudio HAUSER-RCT fue financiado por Amgen. El Dr. Gaudet refiere haber recibido becas y honorarios personales de Amgen durante la realización del estudio.