ERS 2019 – Avances en la EPOC y el asma JAMA y la red JAMA


  • Eliana Mesa
  • Conference Reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Se ha estudiado la seguridad y la eficacia de los antagonistas muscarínicos de acción prolongada en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El ASCENT‑COPD es un ensayo multicéntrico, aleatorizado, con enmascaramiento doble y controlado con placebo que evaluó el efecto del bromuro de aclidinio en los acontecimientos adversos cardiovasculares graves (MACE, por sus siglas en inglés) y en las exacerbaciones en pacientes con EPOC de alto riesgo. El criterio principal de valoración de la seguridad fue el tiempo hasta el primer MACE durante el período de 3 años. El criterio principal de valoración de la eficacia fue la tasa anual de exacerbaciones de la EPOC durante el primer año de tratamiento. Los resultados mostraron que, entre los pacientes con EPOC y un aumento del riesgo cardiovascular, el aclidinio no fue inferior al placebo en cuanto al riesgo de MACE durante 3 años y la tasa de exacerbaciones de moderadas a graves de la EPOC disminuyó durante el primer año.

En un ensayo aleatorizado, con enmascaramiento doble y controlado con placebo (n = 118) se evaluó el efecto de la dexametasona (4 mg por vía oral, dos veces al día) en la oxigenación nocturna en habitantes de tierras bajas con EPOC que viajan a un lugar a una altitud de 3100 m. El criterio principal de valoración fue la diferencia en la saturación de oxígeno nocturna inducida por la altitud a 3100 metros entre los pacientes tratados con dexametasona y los que recibieron el placebo. Otros criterios de valoración fueron apnea/hipopnea, calidad subjetiva del sueño y evaluaciones clínicas. Los resultados mostraron que en los habitantes de tierras bajas de Asia central con EPOC que viajan a lugares a alta altitud, el tratamiento preventivo con dexametasona mejoró la saturación de oxígeno nocturna, la apnea del sueño y la calidad subjetiva del sueño.

El último estudio presentado fue un ensayo aleatorizado controlado con placebo para evaluar el efecto de los suplementos con dosis altas de vitamina D durante el embarazo en el desarrollo de asma en niños a los 6 años de edad. Durante la semana 24 de embarazo, se distribuyó aleatoriamente a mujeres para recibir 2400 UI/d de vitamina D o un placebo además de la ingesta recomendada de 400 UI/d de vitamina D. Se evaluó a 545 niños a los 6 años de edad. No se observaron diferencias significativas en cuanto a los parámetros de la función pulmonar, la reactividad bronquial, la concentración fraccional de óxido nítrico en el aire espirado, la sensibilización alérgica o la rinitis.