ENDO 2019: El tratamiento con testosterona a largo plazo mejora el perfil lipídico en los hombres


  • Tara Haelle
  • Conference Reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • El tratamiento con testosterona a largo plazo para el hipogonadismo en los hombres con enfermedad cardiovascular (CV) mejoró los lípidos y posiblemente redujo la incidencia de episodios CV.

Por qué es importante

  • Un mal perfil lipídico es un factor de riesgo de episodios cardiovasculares y de muerte.

Diseño del estudio

  • Se trata de un estudio de registros controlado y prospectivo en el que se incluyó a 194 hombres con hipogonadismo y enfermedad CV preexistente (cardiopatía coronaria, infarto de miocardio [IM] o accidente cerebrovascular anteriores).
  • Recibieron inyecciones de 1000 mg de undecanoato de testosterona cada 12 semanas durante hasta 10 años 78 hombres (media de edad: 61); 116 (media de edad: 63) rechazaron el tratamiento con testosterona.

Resultados clave

  • La media de seguimiento fue de 8,6 años frente a 7 años para el grupo que recibió tratamiento con testosterona frente al grupo de control.
  • En el grupo que recibió testosterona, la concentración de colesterol total (mmol/l) se redujo (-2,6) y aumentó en el grupo de control (+1,2) hasta una diferencia ajustada estimada (DAE) de 3,8 (P 
  • Se observó un patrón similar con otras medidas (mmol/l):
    • Lipoproteínas de baja densidad: -1,9 con testosterona frente a +0,8 en el grupo de control; DAE = 2,8 (P 
    • Triglicéridos: -1,1 con testosterona frente a +0,4 en el grupo de control; DAE = 1,5 (P 
    • Lipoproteínas que no eran de alta densidad: -4,2 con testosterona frente a +3,8 en el grupo de control; DAE = 7,9 (P 
    • Colesterol restante: -1,1 con testosterona frente a +0,6 en el grupo de control; DAE = 1,7 (P 
  • La concentración de lipoproteínas de alta densidad (mmol/l) aumentó en el grupo que recibió tratamiento con testosterona (+0,4) y se redujo en el grupo de control (-0,2); DAE = 0,6 (P 
  • Se produjeron 7 muertes (10,3 %) en el grupo que recibió testosterona (1 accidente de tráfico, 7 complicaciones de la intervención quirúrgica) frente a 39 (33,6 %) en el grupo de control (todas CV).
    • En el grupo de control se sufrieron 26 IM no mortales (22,4 %) y 27 accidentes cerebrovasculares no mortales (23,3 %).