Encuesta sugiere que el acoso a médicos es común en las redes sociales

  • Ken Terry

  • Noticias Médicas de Medscape
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Casi una cuarta parte de los médicos que respondieron una encuesta en línea informó haber sido acosada en las redes sociales, según estudio publicado en versión electrónica el 4 de enero en JAMA Internal Medicine.[1]

Las mujeres tenían más probabilidades que los hombres de ser atacadas en línea, así como el doble de probabilidades de sufrir acoso sexual en línea, informaron los investigadores.

Los coautores del estudio son: Dra. Vineet Arora, profesora de medicina y directora médica de la University of Chicago Pritzker School of Medicine, Tricia Pendergrast, estudiante de segundo año de medicina en la Northwestern University Feinberg School of Medicine, Dra. Shikha Jain, de la University of Illinois Chicago, Dr. N. Seth Trueger, del Feinberg School of Medicine y editor de medios digitales de JAMA Network Open, Dr. Michael Gottlieb, del Rush University Medical Center y Dra. Nicole C. Woitowich, Ph. D., del Women's Health Research Institute de Feinberg School of Medicine, en Chicago, Estados Unidos.

Un total de 464 participantes que se identificaron a sí mismos como médicos estadounidenses completó la encuesta en línea. De los encuestados, 196 (42,2%) se identifican como hombres, 357 (76,9%) de raza blanca, 73 (15,7%) asiáticos y 12 (2,6%) de raza negra.

En total 108 (23,3%) informaron haber sido atacados personalmente en las redes sociales, siendo el acoso un poco más común entre las mujeres que entre los hombres (24,2% frente a 21,9%). Cuarenta y cuatro mujeres (16,4%) y tres hombres (1,5%) denunciaron acoso sexual en línea, informaron los autores.

Cuarenta y seis encuestados aportaron información sobre la naturaleza del acoso al que se enfrentaron en las redes sociales. La mayoría de los ataques personales cayó en uno de cuatro dominios: defensa (21), personal (7), relacionados con el trabajo (5) y otros (13). Los ataques relacionados con la defensa incluyeron respuestas a los comentarios en línea de los médicos sobre vacunas (10), armas de fuego (3), aborto (2), tabaquismo (2) y otros problemas (4). Los ataques relacionados con el trabajo se relacionaron con la atención al paciente (4) y la información personal (1). Algunas agresiones personales se referían a la raza (4) o la religión (3) del médico.

Los médicos informaron de abuso verbal, amenazas de muerte, amenazas de contactar a empleadores y juntas de certificación, e intercambio de información de identificación personal en foros públicos.

Los encuestados compartieron 18 comentarios sobre acoso sexual. De ellos, 12 mujeres informaron haber recibido mensajes sexualmente explícitos, incluidas varias que recibieron imágenes pornográficas. Dos médicos describieron amenazas de agresión, incluida una doctora de raza negra que informó que los supremacistas blancos la amenazaron con violarla por defender los derechos civiles.

Los investigadores dijeron que su estudio no era representativo de la fuerza laboral médica, porque se incluyeron muy pocos médicos pertenecientes a minorías.

Además, la edad promedio de los encuestados era de 39 años, menor que la edad promedio de los médicos estadounidenses en general.

En una entrevista con Medscape Noticias Médicas, la Dra. Arora señaló que los médicos que usan las redes sociales tienden a ser más jóvenes que los médicos en general. Sin embargo, este estudio fue de usuarios de redes sociales, no de toda la población de médicos.

Añadió que los encuestados usaban principalmente Twitter y otras  redes sociales como médicos, no como individuos anónimos. Sin embargo, muchas personas que los atacaban en línea usaban cuentas anónimas.

Cuando se le preguntó si los médicos fueron atacados en sus cuentas de redes sociales personales o profesionales, indicó que es difícil distinguir entre los dos en medios como Twitter e Instagram, aunque algunos médicos pueden tener páginas de Facebook personales y profesionales. Dijo que este era un problema mayor cuando las redes sociales eran un concepto nuevo.

Ahuyentados por las redes sociales

Algunos médicos todavía están convencidos de mantener separadas sus identidades personales y profesionales en las redes sociales. El Dr. Medhavi Jogi, endocrinólogo de Houston, comentó a Medscape Noticias Médicas que aconseja a médicos de su grupo que no "publiquen nada que los represente como médicos, porque representan al grupo y nos ponen a todos en riesgo".

Agregó que durante un tiempo publicó en nombre de su práctica en una variedad de sitios de redes sociales. Pero no ayudó a desarrollar la práctica y resultó en que algunas personas hicieran solicitudes inapropiadas en Facebook o Twitter. "Decían cosas extrañas como: ‘Ayúdame por favor, me estoy muriendo’, o ‘eres una persona más horrible por no responderme’".

El Dr. Jogi, que ha estado activo en las redes sociales desde 2010, dijo que dejó de usar la mayoría de estos sitios hace un par de años, "porque estaba recibiendo respuestas extrañas y no se podía hablar de nada realmente útil. Y si lo hacía, una vez que expresaba una opinión con la que no estaban de acuerdo ciertas personas, eso alienaba a dos tercios de la clientela".

El endocrinólogo destacó que ha sido acosado en línea, pero no porque sea médico. "Digamos que estaba publicando sobre los fármacos para el hipertiroidismo, por ejemplo. Con solo decir que no prescribo determinado tipo de fármaco se crea un problema. Ya no hay discusión y realmente no puedo decir por qué. Eso fue parte del motivo para alejarme. Además todo parecía invitar a algún tipo de pregunta a la que tenías que responder, y debías pensar realmente bien qué decir, porque podría sacarse de contexto".

Debido a esta experiencia, el Dr. Jogi decidió que es mejor no expresar sus opiniones como médico en las redes sociales, excepto en sitios como LinkedIn, que son utilizados principalmente por profesionales y están orientados a los negocios.

¿Deberían los médicos abogar en línea?

Por el contrario, la Dra. Arora considera que los médicos tienen el deber de tomar posiciones sobre temas relacionados con la salud pública, especialmente en medio de la pandemia de COVID-19. Pero tienen que estar preparados para recibir críticas en línea.

"Los médicos suelen acudir a las redes sociales para abogar por medidas de salud pública. Les preocupa la salud de las mujeres, la violencia con armas de fuego y el uso de mascarillas durante la pandemia, por ejemplo. Lo están haciendo como una extensión de lo que son en la esfera profesional y están siendo atacados por ello", destacó.

Añadió que "las sociedades profesionales, los creadores de políticas y las organizaciones de atención médica están alentando a los médicos a salir y defender la vacuna y las medidas de salud pública. Por tanto, debemos preparar y capacitar a las personas para superar el lado negativo de las redes sociales. Cualquier médico que vaya a aventurarse en la promoción en línea de la salud debe saber que este es un posible problema".

En un artículo reciente de STAT, la Dra. Arora, Pendergrast y el Dr. Jain, manifestaron que los médicos pueden tener el poder de perseverar en su defensa en las redes sociales, a pesar de estos ataques, si se unen en grupos formales o informales "para amplificar sus voces para tener mayor alcance y para ayudar influir en las políticas locales y estatales y en el comportamiento público".[2]

Los autores del estudio señalaron que iniciaron el Illinois Medical Professionals Action Collaborative Team específicamente con ese propósito. Además la comunidad médica debería unirse a la lucha para abogar por leyes más estrictas que protejan contra el acoso cibernético y el acoso sexual en línea.

El acoso es parte del trato

La Dra. Esther Choo, profesora de salud pública y de medicina de emergencia en lla Oregon Health & Science University, en Portland, Estados Unidos, señaló a Medscape Noticias Médicas que el acoso en línea descrito en el nuevo estudio "parecía realmente exacto. Esa ha sido mi experiencia, la de mis compañeros y muchas mujeres con las que he hablado que no están en el campo de la medicina".

Sin embargo, no tenía mucha fe en la capacidad de las instituciones o sociedades médicas para hacer algo al respecto. "A veces las personas que acosan a los médicos tienen cuentas anónimas, ¿y cómo las encuentras? Por eso se animan a hacerlo".

Habiendo usado Twitter desde 2013, la Dra. Choo indicó que ya casi no se percata de los aspectos negativos del entorno de las redes sociales. "Al principio fue bastante traumatizante y me lo tomaba muy personal. Ahora pienso: 'Todavía está allí, lo olvidé'. Es como si me hubiera acostumbrado. Es lo más triste, que se ha convertido en normal. Es como el aire que respiro en línea, como el costo de admisión. Si quiero ser parte de esa conversación, aquí está el coste de admisión: un flujo constante de acoso".

Aunque ha habido gran aumento en el uso de las redes sociales por parte de los médicos durante la pandemia, "la COVID-19 ha sido muy polarizadora y la gente tiene una opinión muy fuerte sobre cuánto deben dirigir los profesionales de la salud la respuesta a la pandemia. Suena ridículo, pero debido a ciertos mensajes se enoja con los profesionales de la salud por comentarios que podrían conducir a políticas que restrinjan su libertad. Y el presidente Trump ha expresado que los médicos exageran la COVID-19 para obtener beneficios monetarios. Por tanto, hay zonas de internet donde la gente piensa que los médicos y otros proveedores no son dignos de confianza, y eso conduce al acoso", puntualizó.

Sin embargo, la Dra. Choo estuvo de acuerdo con la Dra. Arora en que los médicos deben continuar expresando sus opiniones en línea a pesar de los ataques en su contra. "En general, si evitamos la controversia evitamos gran cantidad de cosas que afectan la salud", señaló, ya sea la vacunación contra la COVID-19, la violencia por armas o fumar.

"Así que no creo que debamos evaluar qué es controvertido antes de decidir hablar. Debemos evaluar qué es relevante para la salud de la población", concluyó.

El coautor, Dr. Trueger, informa que recibió apoyo salarial por su papel como editor de medios digitales en JAMA Network Open, remuneración por su papel como editor de medios sociales de Emergency Physicians Monthly y remuneración por consultoría de Level Ex. La Dra. Arora recibe fondos del Journal of Hospital Medicine como editora de redes sociales, la Junta Estadounidense de Medicina Interna y la Comisión Conjunta, y es miembro fundador de TIME’S UP Healthcare. No se informaron otros conflictos de interés.

Esta noticia fue publicada originalmente en Medscape.com y adaptada para Medscape en español, parte de la Red Profesional.