En torno a un 85% de los pacientes con COVID-19 cursan la enfermedad de forma asintomática o con cuadros leves


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

En torno al 85% de los pacientes con COVID-19 cursan la enfermedad de forma asintomática o con cuadros leves, según la Sociedad Española de Inmunología (SEI), que prevé, además, un escaso grado de inmunización en la población española frente al nuevo coronavirus y recomienda a los ciudadanos no relajar las medidas de higiene y distanciamiento social.

Así lo han manifestado especialistas de esta sociedad científica en un reciente webinar que ha actualizado los conocimientos epidemiológicos, patogénicos y clínicos de la COVID-19, y revisado aspectos clave relacionados con la detección de anticuerpos en la respuesta frente al SARS-CoV-2 y el desarrollo de vacunas, donde han subrayado que "la pandemia no ha terminado".

"Conocer la respuesta inmunitaria frente al virus es esencial para el manejo de la pandemia y la toma de decisiones en la desescalada, así como para la investigación en nuevas terapias y diseño de vacunas", apuntó Marcos López Hoyos, presidente electo de la SEI, quien resaltó su apuesta por un abordaje multidisciplinar.

Durante el encuentro participaron expertos de diferentes disciplinas clínicas, entre ellos Jorge del Diego, especialista en Epidemiología, quien respecto al fortalecimiento del papel de la AP, puso de manifiesto que "el objetivo fundamental consiste en diagnosticar todos los nuevos casos en las primeras 48 horas".

Esto se llevará a cabo mediante centinelas en los centros de salud para poder hacer pruebas de PCR a los que inicien con síntomas, inmovilizando a ellos y a sus contactos lo antes posible. "Es la estrategia que siguieron al inicio Corea del Sur y Alemania y nos parece la correcta para evitar rebrotes", admitió.

Por su parte, Josep María Miró, especialista en Enfermedades Infecciosas, destacó todos los aspectos relevantes de la patogenia y, sobre todo, las manifestaciones clínicas de la infección, mostrando las últimas novedades. No obstante, aseguró que "la clínica de la COVID-19 sigue siendo fundamentalmente de tipo respiratorio, con las complicaciones de la tormenta de citoquinas y la posibilidad de coagulación intravascular diseminada".

Julia Blanco, que lidera el grupo de Virología e Inmunología Celular de IrsiCaixa, detalló los diferentes abordajes metodológicos que se están realizando a nivel internacional y nacional en el desarrollo de vacunas frente al SARS-CoV-2, incluyendo no solo las destinadas a la inducción de anticuerpos neutralizantes sino también las basadas en células T. No obstante, subrayó la necesidad de tener en cuenta "los plazos que se deben cumplir en el desarrollo de una vacuna para su uso generalizado y las dificultades que plantea su producción masiva".

Finalmente, la inmunóloga María Montoya, vocal de la Junta Directiva de la SEI, expuso las últimas novedades que se conocen sobre los anticuerpos en la respuesta frente al SARS-CoV-2. Esta experta resaltó la importancia del método empleado en la detección de estos anticuerpos, dadas las diferencias de sensibilidad que existen entre las pruebas rápidas y las que se realizan en el laboratorio.

Igualmente, destacó que "los patrones de respuesta son muy heterogéneos: no sólo en la inmunoglobulina que antes aparece, sino en la cinética temporal que se observa en los respondedores". En esta línea, además del proyecto de seroprevalencia, desde la SEI se apuesta por hacer test serológicos de laboratorio (no rápidos) a la mayor población posible, comenzando por los colectivos de mayor riesgo: sanitarios, personal de alimentación, fuerzas de seguridad, conductores, etc.