El yogur puede ayudar a disminuir el riesgo de adenomas intestinales en varones (Gut)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Comer dos o más yogures semanales puede ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar adenomas precancerosos, al menos en varones, según una investigación publicada en Gut.

La asociación observada fue más fuerte para los adenomas con alta probabilidad de volverse cancerosos y para aquellos localizados en el colon en lugar de en el recto, explican los investigadores, de la Universidad Washington en Saint Louis (Estados Unidos).

Los autores analizaron las dietas y el desarrollo posterior de diferentes tipos de adenomas en 32.606 hombres que formaron parte del Estudio de seguimiento de profesionales de la salud y 55.743 mujeres que formaron parte del Estudio de Salud de Enfermeras.

Todos los participantes se sometieron a una endoscopia del intestino delgado entre 1986 y 2012. Cada cuatro años proporcionaron información detallada sobre el estilo de vida y la dieta, incluida la cantidad de yogur que consumieron. Durante el período de estudio, se desarrollaron 5.811 adenomas en los hombres y 8.116 en las mujeres.

En comparación con los hombres que no comían yogur, los que comían dos o más por semana tuvieron 19% menos probabilidades de desarrollar un adenoma.

Esta reducción del riesgo fue incluso mayor (26%) para los adenomas que tenían una alta probabilidad de volverse cancerosos y para aquellos ubicados en el colon en lugar de en el recto.

A modo de una posible explicación, los investigadores señalan que Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus, dos bacterias que se encuentran comúnmente en el yogur vivo, pueden reducir el número de sustancias químicas que causan cáncer en el intestino.

La relación más fuerte observada para los adenomas que crecen en el colon puede deberse en parte a la menor acidez (pH) en esta parte del intestino, lo que lo convierte en un entorno más hospitalario para estas bacterias, añaden.

Alternativamente, sugieren que el yogur puede tener propiedades antiinflamatorias y puede reducir la filtración del intestino, ya que los adenomas se asocian a una mayor permeabilidad intestinal.