El virus del Zika podría tener una utilidad en el tratamiento del neuroblastoma (PLoS ONE)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El virus del Zika, temido por sus graves efectos sobre las madres embarazadas y los lactantes en desarrollo, podría ser útil en el tratamiento del neuroblastoma, tipo de cáncer infantil raro pero mortal, según los primeros hallazgos de una investigación básica publicada en PLoS ONE.

"Lo mismo que hace que el Zika sea tan perjudicial para los niños en desarrollo es prometedor como tratamiento contra el cáncer. Su ataque a las células nerviosas en desarrollo, el mismo tipo de células del neuroblastoma, permite que el virus ataque estas células cancerosas y deje a las células normales en paz", explica Kenneth Alexander, del Hospital Infantil Nemours de Orlando (Estados Unidos).

Para los investigadores, esta área de investigación tiene un enorme potencial para proporcionar nuevas opciones de tratamiento para una enfermedad que actualmente tiene pocas alternativas. El neuroblastoma representa solo el 6% de todos los cánceres infantiles, pero causa un número desproporcionadamente alto (15%) de las muertes por este motivo.

La mayoría de los casos no responden bien a los tratamientos actuales de quimioterapia y radioterapia, lo que provoca esa alta mortalidad y conlleva una necesidad desesperada de identificar nuevas terapias para los neuroblastomas de alto riesgo.

"El neuroblastoma es un cáncer infantil desafiante que necesita terapias innovadoras. Al dirigirse a las células nerviosas en desarrollo de las que surge el neuroblastoma, el virus del Zika puede servir como un posible tratamiento complementario. Las células nerviosas maduras no se ven afectadas por la infección por el virus del Ziken el cultivo celular", detalla Tamarah Westmoreland, cirujana general y torácica infantil en el citado hospital estadounidense.

Ahora, los resultados de esta investigación básica están siendo validados en modelos animales, lo que podría llevar a una investigación futura para investigar la posibilidad de tratar el neuroblastoma y otros cánceres con similitudes usando el virus del Zika.