El virus del papiloma humano se podría transmitir a través de la sangre (Emerg Microb Infect)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Penn State College of Medicine (Estados Unidos) han comprobado en ratones y conejos que el virus del papiloma puede contagiarse a través de la sangre, lo que, a su juicio, aumenta la posibilidad de que el virus del papiloma humano (VPH) también se pueda transmitir a otras personas a través de la sangre.

"Las personas que reciben transfusiones de sangre generalmente tienen sistemas inmunes que no funcionan de manera óptima, por lo que sus sistemas son más vulnerables. Podríamos pensar en añadir el VPH a la lista de virus para los que se analizan las donaciones de sangre, así como investigar si la carga viral típica del VPH en la sangre humana sería suficiente para causar infección", han dicho los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en Emerging Microbes & Infections.

Si bien el VPH es específico para humanos y no se puede probar directamente en modelos animales, los investigadores han comentado que existen varias cepas diferentes de virus que existen en animales y que pueden ser una buena aproximación de cómo el VPH puede funcionar en humanos.

Para llevar a cabo el trabajo, utilizaron dos de estos modelos animales para varios experimentos, incluido el modelo del virus del papiloma conejo de conejo de rabo blanco, que según los investigadores se considera el estándar de oro para estudiar las infecciones y enfermedades relacionadas con el VPH.

Primero inyectaron virus en el torrente sanguíneo del conejo, monitorizaron a los conejos y, después de cuatro semanas, observaron tumores en los animales, lo que demostró que el virus había viajado a través del torrente sanguíneo y había causado una infección.

Debido a que su primer experimento utilizó una cantidad bastante grande del virus, más grande de lo que estaría presente en una infección normal, los investigadores repitieron el trabajo reduciendo cinco veces la cantidad de virus. Los tumores aparecieron una vez más, esta vez en 18 de 32 sitios en los animales.

"Pudimos demostrar que el virus en la sangre causaba tumores, pero ¿qué pasa con las transfusiones de sangre? Las personas que reciben una transfusión sólo pueden recibir una cantidad muy pequeña del virus. Para simular esto, inyectamos el virus en un animal, tomamos 10 mililitros de sangre y lo transfundimos a un segundo animal. Todavía vimos tumores", han detallado los expertos.

Si bien el modelo de conejo mostró que el virus podría viajar a través del torrente sanguíneo para causar infecciones en la piel, los investigadores han comentado que la pregunta seguía siendo si podría causar infecciones en las membranas mucosas, como el cuello uterino.

Finalmente, los investigadores repitieron los experimentos en un modelo de ratón y descubrieron que no sólo detectaron el virus en las membranas mucosas como la lengua y los genitales, sino que también lo encontraron en el estómago. A su juicio, este es un hallazgo significativo porque a veces se descubre que las personas con cáncer tienen secuencias de virus del papiloma en el estómago y otros órganos internos.