El virus del papiloma humano no se transmite a través de las manos (Lancet Infect Dis)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El virus del papiloma humano (VPH) no se transmite a través de las manos, tal y como ha confirmado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad McGill (Canadá), publicado en The Lancet Infectious Diseases.

Se trata de un virus que infecta la piel y el área genital y que, en muchos casos, conduce a una variedad de cánceres genitales, anales y orofaríngeos en hombres y mujeres. De hecho, existen pruebas sólidas que demuestran que el sexo genital penetrante y el sexo oral pueden transmitir el VPH.

Sin embargo, si bien el VPH también se detecta a menudo en las manos, la cuestión de si los contactos genitales manuales pueden transmitir el VPH ha sido durante mucho tiempo una fuente de debate entre los investigadores.

"El hecho de que detectemos el ADN del VPH en la mano no significa necesariamente que las partículas virales sean viables o que haya suficiente para causar una infección. El ADN podría haberse depositado en la mano porque una persona recientemente tuvo relaciones sexuales o se tocó sus genitales", señalan los autores.

En este sentido, los resultados del estudio proporcionan la evidencia más sólida hasta la fecha de que la transmisión del VPH de la mano al genital es poco probable. De hecho, han observado que la mayoría del VPH detectado en la mano probablemente provenía de la infección genital del virus de una persona.

Después de haber visto datos de otro grupo de investigación que mostraban que las parejas sexuales tendían a tener los mismos tipos de VPH en sus manos y genitales, los investigadores se dieron cuenta de que podían examinar esta pregunta fácilmente en su propio estudio HITCH, pero con un tamaño de muestra mucho mayor.

"Encontramos los mismos resultados que en este estudio anterior, pero decidimos ir un paso más allá controlando las infecciones tanto en las manos como en los genitales para desenredar lo que había llegado primero y si era la mano o las infecciones genitales las responsables de Transmisión del VPH entre parejas", han explicado.

Para ello, analizaron a cientos de parejas heterosexuales, quienes acordaron proporcionar muestras de mano y genitales cada pocos meses. Ellos genotiparon sus muestras para el ADN del VPH y analizaron sus patrones de infección a lo largo del tiempo para ver quién se infectó dónde.

Las personas tenían más probabilidades de convertirse en VPH positivo con el tiempo cuando su pareja tenía el virus en los genitales o en las manos. Sin embargo, observaron que el riesgo de infectarse era atribuible en gran medida a la infección genital del VPH de la pareja y que el riesgo de infectarse ya no estaba correlacionado con las infecciones del VPH en las manos.

"Los resultados no necesariamente significan que es imposible transmitir el VPH desde el sexo genital de la mano. Solo significa que si la transmisión de VPH de mano a genital ocurre, no la hemos observado, y por lo tanto es raro y es poco probable que explique cómo se transmite la mayoría de VPH", concluyen los autores.