El uso prolongado de estatinas se asocia a un menor riesgo de desarrollar glaucoma (JAMA Ophthalmol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una nueva investigación ha encontrado una conexión entre el uso prolongado de estatinas y el riesgo de glaucoma. Investigadores de Brigham and Women's Hospital de Boston (Estados Unidos) han descubierto que tomar estos fármacos contra la hipercolesterolemia durante cinco o más años se asocia a un menor riesgo de glaucoma primario de ángulo abierto, según publican en JAMA Ophthalmology.

"Nuestro estudio sugiere posibles asociaciones protectoras más allá de las condiciones cardiovasculares para el uso de estatinas a largo plazo, ya que también pueden fortalecer los mecanismos neuroprotectores que previenen la degeneración de las células en el nervio óptico", explica Jae Hee Kang.

Kang y su equipo rastrearon 136.782 individuos sanos de 40 años de edad e identificaron un total de 886 casos de glaucoma primario de ángulo abierto entre 2000 y 2015. Los investigadores utilizaron cuestionarios para recopilar datos autoinformados sobre los niveles séricos de colesterol de los participantes y el uso de estatinas.

Si bien los estudios observacionales anteriores han sido inconsistentes sobre la asociación del riesgo de glaucoma primario de ángulo abierto con el uso de estatinas a largo plazo, los resultados mostraron que el uso de estatinas durante cinco años o más, en lugar de nunca usar estatinas, se asocia a 21% menos probabilidades de presentar glaucoma primario de ángulo abierto. Además, por cada 20 mg/dl de aumento en el nivel de colesterol total aumenta un 7% el riesgo de esta forma de glaucoma. Estos resultados sugieren que los niveles elevados de colesterol pueden aumentar el riesgo de la enfermedad ocular.

Kang señala que estos hallazgos no significan que las personas con antecedentes familiares de glaucoma deban tomar estatinas u otros medicamentos hipolipemiantes para prevenirlo. Se necesitarán ensayos clínicos aleatorios para determinar si existe una relación causal entre el uso de estatinas y la prevención del glaucoma antes de que los médicos puedan recomendar las estatinas para reducir el riesgo de glaucoma primario de ángulo abierto. Particularmente en las poblaciones de edad avanzada, las estatinas tienen efectos secundarios potenciales, incluido el riesgo de daño muscular y disfunción hepática o renal.