El uso de jabones aromatizados y lubricantes químicos puede favorecer la aparición de cistitis


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

José Luis Herraiz, ginecólogo del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime, ha recomendado evitar el uso de jabones aromatizados, champús, desodorantes íntimos, sales de baño, compresas aromatizadas y todo lo que pueda irritar la uretra, con el objetivo de evitar la cistitis, infección de las vías urinarias bajas provocada en un 90% por la bacteria Escherichia coli.

"Durante la época estival la prevalencia de la cistitis en mujeres es mayor, siendo su origen la alteración de la flora regional y sus mecanismos de defensa. Puede aparecer en cualquier época del año, pero es más frecuente durante el verano, ya que proliferan en mayor medida factores que favorecen esta afección como es la humedad, el agua de las piscinas, el aumento de las relaciones sexuales o algunos productos irritantes", explica.

Por eso, el doctor Herraiz aconseja sobre todo una "adecuada" higiene de las partes íntimas. "Es muy importante limpiarse de forma correcta siempre que se va al baño de adelante hacia atrás para no contaminar la entrada de la uretra con restos fecales. Además, es muy importante beber como mínimo un litro y medio diario de agua, y sobre todo, evitar retener la orina. En el momento que se tenga ganas se debe ir al baño", detalla

Por otra parte, el doctor apunta que la humedad facilita en gran medida la aparición de cistitis, por lo que señala que hay que "tener cuidado" con permanecer largos periodos de tiempo con el bañador mojado, así como controlar "la sudoración excesiva de las partes íntimas".

Respecto a la dieta, además de beber mucha agua, recomienda la ingesta de arándano rojo americano, ya que contiene un principio activo, proantocianidinas (PAC), que previene la cistitis. "En concreto, la ingesta de PAC reduce la adhesión de Escherichia coli en los tejidos de la vejiga", añade.

Otra medida a tener en cuenta, según el experto, es orinar siempre después de mantener relaciones sexuales, así como usar barreras de protección que no sean dañinas. "Por ejemplo, hay lubricantes químicos que dañan el tracto y no son aconsejables", afirma.