El tratamiento inmediato con terapia antirretroviral ayuda a los recién nacidos con VIH (Sci Transl Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El inicio de la terapia antirretroviral a las pocas horas de nacer reduce drásticamente el reservorio del virus del VIH, un paso importante en los esfuerzos para curar infecciones, y mejora las respuestas inmunitarias antivirales en recién nacidos con VIH, según muestra un estudio de dos años de una cohorte única de diez recién nacidos en Botsuana publicado en Science Translational Medicine.

La infección por el VIH en los neonatos sigue siendo un enorme desafío para la salud mundial. Cada día, de 300 a 500 recién nacidos en África subsahariana se infectan y el virus progresa mucho más rápido en ellos que en los adultos debido a que su sistema inmunitario es más débil.

Si bien los antirretrovirales son altamente efectivos para suprimir el VIH en recién nacidos y lactantes, estos medicamentos generalmente no se administran inmediatamente después del nacimiento, al menos en la mayoría de los países más afectados por la epidemia del VIH.

En 2010 un niños con VIH nacido en Mississippi recibió terapia antirretroviral (TAR) dentro de las 30 horas de su nacimiento. Pudo mantener el control viral espontáneo durante varios meses después de suspender la terapia antirretroviral, lo que aumenta la posibilidad de que el tratamiento temprano pueda marcar una diferencia crítica para los recién nacidos.

El Estudio de Tratamiento Infantil Temprano (EIT), dirigido por Roger Shapiro, de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, y Mathias Lichterfeld y Daniel Kuritzkes, ambos del Hospital Brigham y Women's de Boston (Estados Unidos), trataron de investigar más esta posibilidad en recién nacidos de Botswana.

Como parte de un esfuerzo de colaboración internacional, los investigadores realizaron pruebas inmunológicas y virológicas, descubriendo que iniciar el TAR inmediatamente, en lugar de esperar unas pocas semanas, proporcionaba beneficios medibles para los niños nacidos con VIH.

Los resultados del equipo se publican en parte de un esfuerzo de colaboración internacional, los investigadores del Brigham realizaron pruebas inmunológicas y virológicas, descubriendo que iniciar el TAR inmediatamente, en lugar de esperar unas pocas semanas, proporcionaba beneficios medibles para los bebés nacidos con VIH.

"Nuestro estudio sugiere que las estrategias para evaluar y tratar a los bebés inmediatamente después del nacimiento pueden mejorar los resultados. Encontramos que la iniciación del tratamiento antirretroviral dentro de las horas posteriores al nacimiento es factible y se traduce en múltiples beneficios para los bebés: frecuencias más bajas de células reservorias y respuestas inmunes mejoradas", señala Lichterfeld.

"Lo que más me emociona de este trabajo es que hacer un cambio comparativamente pequeño en el momento del tratamiento puede tener un gran impacto en los resultados del tratamiento a largo plazo", reconoce.