El tratamiento del colangiocarcinoma intrahepático con afectación ganglionar debe ser intensivo

  • HPB

  • de Jim Kling
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Después de la quimioterapia y la cirugía, no hubo diferencia alguna en la supervivencia entre los pacientes con colangiocarcinoma intrahepático con afectación de los ganglios linfáticos clínica (AGLc) y la anatomopatológica (AGLp).

Por qué es importante

  • La presencia de metástasis en los ganglios linfáticos no debe constituir una contraindicación para la resección.

Diseño del estudio

  • Se trata de un análisis retrospectivo de los registros de la Base de Datos Nacional del Cáncer estadounidense (n = 1023).
  • Financiación: Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH) estadounidenses.

Resultados clave

  • El 23 % de los pacientes se sometió a resección. El 15 % se sometió a resección y recibió quimioterapia. El 67 % de la quimioterapia se administró en el marco complementario; el 33 %, en el prequirúrgico. No hubo diferencia alguna en la SG según la secuencia de quimioterapia.
  • La mediana de la supervivencia fue de 13,6 meses.
  • No hubo diferencia alguna en la supervivencia entre la resección por sí sola (12,5 meses) y la quimioterapia por sí sola (11,9 meses; p = 0,226).
  • La combinación de resección y quimioterapia se asoció con una mayor duración de la supervivencia (mediana: 22,5 meses; P 
  • En un análisis multivariante se mostró que la combinación de resección y quimioterapia mejoraba la supervivencia (HR: 0,53; P 
  • Entre los pacientes que recibieron quimioterapia y se sometieron a resección, no hubo diferencia en supervivencia según el estado de AGLc (22,5 meses) o AGLp (19,3 meses; P = 0,995).

Limitaciones

  • Se trataba de un análisis retrospectivo.