El tratamiento de la hepatitis C también mejora las complicaciones asociadas a la enfermedad (J Viral Hepatitis)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La terapia contra la hepatitis C no solo elimina el virus sino que mejora las complicaciones asociadas a la enfermedad como, por ejemplo, un peor función del hígado o la cirrosis, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca), publicado en el Journal of Viral Hepatitis.

"Es realmente una buena noticia, porque el tratamiento es efectivo en casi todos los pacientes con hepatitis C, pero el hecho de que también funcione contra las complicaciones es algo nuevo para nosotros. Y es absolutamente crucial para este grupo de pacientes, porque no mueren a causa del virus de la hepatitis C, pero sí de las enfermedades que puede provocar daño hepático crónico", afirman.

A menudo pueden pasar de 20 a 30 años desde que se infecta con hepatitis C hasta que una persona experimenta los síntomas, periodo en el cual la inflamación del hígado se vuelve crónica para la mayoría de los pacientes y se desarrolla un daño grave.

"Con el estudio, ahora sabemos que a pesar de que los pacientes descubren la enfermedad tarde, el nuevo tratamiento les da buenas posibilidades de un pronóstico más positivo. Simplemente porque el hígado se está recuperando cuando se liberan del virus", explican los autores, tras seguir a 71 pacientes con inflamación hepática crónica antes, durante y después del tratamiento.

En concreto, el estudio muestra que la inflamación en el hígado disminuyó, que había menos tejido cicatricial y que el hígado mejoró su capacidad para descomponer varias sustancias. Al mismo tiempo, observaron que los pacientes reaccionaron más rápido a los estímulos, capacidad que suele estar alterada en estos pacientes, que antes de comenzar el tratamiento.