El tratamiento de la diabetes basado en GLP-1 no causa pancreatitis (Diabetes Obes Metab)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), publicado en Diabetes, Obesity and Metabolism, muestra que el tratamiento de la diabetes basado en GLP-1 no causa pancreatitis.

Muchos pacientes son tratados con medicamentos basados en GLP-1, hormona que reduce la glucosa en sangre e inhibe el apetito, y que es un tratamiento frecuente para la diabetes tipo 2 y la obesidad. Un efecto secundario conocido de este tratamiento en particular es que aumenta los marcadores de pancreatitis de los pacientes.

"Nuestro estudio muestra que el tratamiento con GLP-1 hace que las células pancreáticas trabajen un poco más de lo normal. En lugar de correr alrededor del campo de fútbol una vez, lo hacen dos veces. Y eso en sí mismo no es peligroso. Es algo que también se ve en otros contextos", explican los autores.

Precisamente porque el tratamiento basado en GLP-1 es un tratamiento muy utilizado para la diabetes y la obesidad ha habido un enfoque internacional en la detección y comprensión de los efectos secundarios peligrosos y, por lo tanto, también en el aumento de los marcadores de pancreatitis.

Desde 2012 los investigadores han realizado estudios en células y en modelos animales, y ahora también un ensayo en humanos, respaldando que el tratamiento basado en GLP-1 no aumenta la pancreatitis, sino que aumenta la actividad de las células.

En concreto, se han reclutado a 17 personas con sobrepeso que son adecuadas para recibir la dosis máxima de GLP-1 y, simultáneamente con el tratamiento, han monitorizado su posible desarrollo de pancreatitis por medio de una técnica de imagen avanzada. Los pacientes no desarrollaron inflamación, pero su nivel de enzimas pancreáticas, el biomarcador de pancreatitis, aumentó. Al mismo tiempo, la actividad celular aumentó a un nuevo nivel normal.