El trasplante de hígado VCH-positivo es rentable en pacientes no infectados por el virus (Clin Gastroenterol Hepatol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los resultados de un estudio del Instituto de Evaluación de Tecnología del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) muestran que el trasplante de hígados positivos para el virus de la hepatitis C (VCH) a pacientes no infectados con terapia antiviral preventiva de acción directa es una estrategia rentable y podría mejorar los resultados de salud, especialmente en aquellos con puntuaciones MELD más altas. El trabajo se publica en Clinical Gastroenterology and Hepatology.

Aunque las pautas actuales no recomiendan el uso de hígados de donantes VCH-positivos en pacientes no infectados, Emily D. Bethea y colegas señalan que la alta tasa de éxito de los tratamientos con antivirales de acción directa (AAD) representa una oportunidad para revisar las políticas de asignación de órganos VHC-positivos.

"Los órganos de donantes infectados por el VHC son un recurso potencialmente infrautilizado", escriben los autores. "Esto se está reconociendo cada vez más a medida que las personas que se inyectan drogas emergen como la categoría de donantes de más rápido crecimiento, y los órganos VHC-positivos comienzan a comprometer una mayor proporción del suministro de órganos de donantes. Con la llegada de los AAD se espera que el número de pacientes que necesitan un trasplante de hígado como resultado de una enfermedad hepática relacionada con el VHC disminuya, mientras que un número cada vez mayor de pacientes no infectados por el VHC, permanecen en la lista de espera".

Los investigadores utilizaron un modelo matemático basado en Markov para determinar el beneficio clínico y económico de un paciente no infectado que aceptaba un hígado VHC-positivo con terapia preventiva AAD dependiente de las puntuaciones MELD.

Para los pacientes con puntuaciones MELD de 22 o más, aceptar cualquier hígado fue más rentable que esperar a un hígado VHC-negativo con una relación coste-eficacia incremental (ICER) de 56.100 dólares frente a 91.700 dólares por año de vida adicional ajustado en función de la calidad (AVAC).

Para los pacientes con puntuaciones MELD de 28 (la mediana actual de MELD en el momento del trasplante en los Estados Unidos), la aceptación de cualquier hígado se consideró rentable, con una ICER de 62.000 dólares por cada QALY adicional.

Mientras que los pacientes con puntuaciones MELD entre 18 y 20 tenían una ICER más alta que el umbral comúnmente aceptado de 100.000 dólares, la aceptación de un hígado positivo al VHC fue clínicamente beneficiosa. Además, los pacientes con mala calidad de vida y bajas puntuaciones MELD que pueden no reflejar con precisión la gravedad de la enfermedad mostraron un beneficio clínico y una ICER que osciló entre 57.000 y 66.000 dólares.

"Nuestro modelo actual evalúa la terapia preventiva de AAD, un enfoque en el que es probable que se llegue a un acuerdo uniforme en los órganos de donantes NAT positivos que presentan una tasa universal de transmisión del VHC", escriben los autores. "A diferencia de la terapia preventiva, hay beneficios potenciales de ahorro de costos en un enfoque reactivo para la iniciación de la DAA en donantes no violentos. Sin embargo, hasta que estudios adicionales puedan evaluar los resultados clínicos asociados con estos órganos de alto riesgo, la administración de terapia preventiva independientemente del estado de la NAT es probable que minimice el daño al paciente".