El trasplante de heces se muestra efectivo en pacientes con colitis ulcerosa (JAMA)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El trasplante de microbiota fecal, también conocido como trasplante de heces, puede tratar con éxito a pacientes con colitis ulcerosa, según ha concluido un nuevo estudio de la Universidad de Adelaida (Australia).

La investigación, publicada en JAMA, incluyó a 73 adultos con colitis ulcerosa activa de leve a moderada. Los pacientes recibieron un trasplante fecal de donantes combinados que se había procesado anaeróbicamente o sus propias deposiciones como placebo mediante colonoscopia seguida de dos enemas. Los investigadores hallaron que un trasplante de baja intensidad de donantes combinados y preparados por vía anaeróbica podría inducir la remisión en la colitis ulcerosa, con una tasa de remisión del 32% en comparación con el 9% con placebo. Este es un resultado de tratamiento similar a los mejores tratamientos disponibles actualmente.

Muchas de las terapias actualmente disponibles para la colitis ulcerosa mejoran la enfermedad al suprimir el sistema inmunitario, lo que puede provocar efectos secundarios potenciales como infección o malignidad.

"La diferencia más importante en este ensayo en comparación con estudios previos es el uso de procesamiento de heces anaeróbico. Muchas bacterias intestinales mueren con la exposición al oxígeno y sabemos que con el procesamiento anaeróbico de las heces una gran cantidad de bacterias donantes sobreviven para que puedan administrarse al paciente. Creemos que esta puede ser la razón por la que tuvimos un buen efecto terapéutico con solo una pequeña cantidad de tratamientos", explica el líder del estudio, Sam Costello.

Los investigadores ya han llegado a un acuerdo con la compañía británica Microbiotica para comercializar el desarrollo de una terapéutica microbiana a partir del estudio. "Nuestro objetivo a largo plazo es desarrollar terapias microbianas diseñadas racionalmente que puedan reemplazar el trasplante fecal convencional. Tendrán bacterias en una píldora que puede llevar a cabo el efecto terapéutico sin la necesidad de tomar heces enteras", concluye Costello.