El trasplante de células madre de nueva generación reduce las complicaciones en pacientes con cáncer hematológico (Lancet Hematol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una nueva investigación relizada por científicos canadienses ha comprobado que el trasplante de células madre de nueva generación reduce significativamente las complicaciones en pacientes con cáncer hematológico, según publican en The Lancet Hematology.

El descubrimiento de la molécula UM171 por Guy Sauvageau y Anne Marinier fue noticia en 2014 después de su publicación en un artículo en Science y fue considerada por algunos como una revolución.

Después del ensayo clínico de dos años que ha utilizado la molécula UM171 en trasplantes de células madre sanguíneas para 22 pacientes con cánceres sanguíneos agudos como leucemia, linfoma u otros cánceres de médula ósea, las tasas de rechazo de injerto y mortalidad relacionadas con estos trasplantes se redujeron considerablemente, según publica Sandra Cohen, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Montreal y hematóloga del Hospital Maisonneuve-Rosemont (Canadá)

“Aunque la tasa de enfermedad de injerto contra huésped cuando se usan células madre de sangre del cordón umbilical es baja, estas células rara vez se usan porque los cordones son pequeños y no contienen una cantidad suficiente de células para tratar a un adulto", explica Guy Sauvageau, que investiga la genética molecular de las células madre en el Instituto de Investigación en Inmunología y Cáncer (IRIC) de la Universidad de Montreal.

Aquí es donde entra en escena la molécula UM171, que es capaz de multiplicar el número de células madre presentes en una unidad de sangre del cordón umbilical de 10 a 80 veces.

"En solo siete días, UM171 multiplica las células madre en un promedio de 30 veces, mientras que al mismo tiempo proporciona un efecto rejuvenecedor en las células al bloquear el proceso de envejecimiento", explica Gy Sauvageau.

Entre 2016 y 2018, 22 pacientes adultos con cáncer hematológico avanzado participaron en el ensayo clínico. Algunos participantes ya se habían sometido a un trasplante de células madre sin éxito. Los resultados superaron con creces las expectativas. Ninguno de los pacientes desarrolló enfermedad autoinmune crónica como resultado del trasplante,y solo un paciente murió por complicaciones durante los ensayos.

"El resultado más impresionante es la baja tasa de mortalidad asociada al trasplante de UM171 en comparación con el trasplante de cordón convencional", afirma Cohen.

"Ningún paciente necesitó tratamiento de inmunosupresión después de 13 meses, mientras que con los trasplantes normales, el 50% de los pacientes requieren ese tratamiento en ese momento -añade Sauvageau-. Ningún otro procedimiento biotecnológico ha producido este tipo de resultados".