El tabaquismo pasivo puede aumentar el riesgo de muerte súbita (Environ Health Perspect)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La exposición al humo de tabaco provoca cambios en la actividad eléctrica del corazón. Son los llamados alternantes cardiacos, que pueden provocar una arritmia o incluso la muerte súbita, según un estudio llevado a cabo en ratones por científicos del Universidad de California Davis (Estados Unidos).

En concreto, los resultados del trabajo, que han sido publicados en Environmental Health Perspectives, sugieren que la exposición al humo del tabaco puede alterar las células que regulan la forma en que late el corazón.

Para alcanzar estas conclusiones, los investigadores expusieron a ratones a humo de tabaco en un habitáculo diseñado para probar los efectos en la salud de las toxinas inhaladas. Los niveles de humo fueron similares a los que se encuentran en las zonas públicas donde hay fumadores.

Después de 4, 8 y 12 semanas de exposición, durante 6 horas, 5 días a la semana, los investigadores analizaron los corazones de los roedores utilizando imágenes de alta velocidad y electrocardiogramas con el fin de detectar cambios en su actividad eléctrica.

Para probar la susceptibilidad a las arritmias, los corazones fueron estimulados a ritmos cardíacos rápidos y, al mismo tiempo, se analizaron los niveles de calcio, el cual regula la contracción del corazón y contribuye a los ritmos anormales. Los resultados se compararon con corazones de ratones expuestos a aire filtrado.

Así, los científicos observaron que los corazones de los ratones que habían sido expuestos a aire libre respondían a las pruebas con normalidad, algo que no ocurría con los que habían inhalado humo. Finalmente, comprobaron que los niveles de calcio no respondían lo suficientemente rápido, por lo que causaban latidos irregulares.