El sistema inmunitario protege contra los síntomas neurológicos inducidos por el virus Zika (PLoS Pathogens)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un tipo de célula inmunitaria que produce una proteína llamada CD4 desempeña un papel importante en la protección de los ratones infectados con el virus Zika contra la enfermedad neurológica severa, según un estudio publicado en PLoS Pathogens por Amelia Kahler Pinto, de la Universidad de Saint Louis (Estados Unidos) y colegas. Según los hallazgos, deben desarrollarse vacunas que induzcan respuestas fuertes de estas células inmunitarias, conocidas como linfocitos T CD4+, para prevenir la invasión del virus Zika en el cerebro y la médula espinal.

El virus Zika es transmitido por mosquitos y se ha diseminado recientemente a través de las Américas y el Caribe. En algunos casos, la infección durante el embarazo causa graves defectos de nacimiento, como microencefalia. La infección con el virus también puede provocar enfermedad neurológica en adultos.

Con una mayor conciencia del aumento del riesgo de problemas neurológicos graves asociados con la infección por el virus Zika, el enfoque se ha desplazado hacia la detección, definir correlaciones de protección y desarrollar una vacuna o un antiviral para proteger contra la progresión de la enfermedad. Sin embargo, los esfuerzos centrados en la prevención y el tratamiento han sido limitados por la falta de conocimiento sobre cómo generar una respuesta inmune protectora contra este patógeno emergente.

Para abordar este vacío en el conocimiento, Pinto y sus colegas investigaron el papel de los linfocitos T CD4+ en la protección contra la enfermedad del virus del Zika que afecta al sistema nervioso utilizando un modelo de infección murino. Los ratones que carecen de los linfocitos T CD4+ mostraron síntomas neurológicos más severos, como parálisis de extremidades y temblores de cuerpo entero, aumento de la mortalidad e incrementos significativos en las concentraciones virales en el sistema nervioso central.

Además, la transferencia de linfocitos T CD4+ de ratones inmunizados con Zika protegió a los roedores susceptibles de una dosis potencialmente letal del virus. Los hallazgos sugieren que se necesita una respuesta de linfocitos T CD4+ suficiente para el control de la enfermedad por el virus Zika.

"El estudio revela un papel novedoso para los linfocitos T CD4+ al proporcionar protección contra la infección por el virus Zika y resalta la necesidad de vacunas que provoquen respuestas robustas de linfocitos T CD4+ para controlar la replicación viral dentro del sistema nervioso central y prevenir la exacerbación de enfermedad neurológica severa", afirma Pinto.