El Sindicato Médico Andaluz rompe negociaciones y anuncia futuras movilizaciones


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Tras diferentes reuniones y reclamaciones, la Administración andaluza prometía al Sindicato Médico Andaluz  que las condiciones laborales de los médicos andaluces iban a ser mejoradas y que “el colectivo dejaría de ser el gran olvidado de Andalucía y el peor tratado en la esfera nacional”. Pese a este compromiso, el Sindicato considera que el mismo se ha traducido en palabras vacías y por ello ha emitido un comunicado para anunciar un calendario de movilizaciones y concentraciones durante el mes de noviembre ante “el incumplimiento programático reiterado de la Consejería de Salud”.

El punto de inflexión que ha marcado este anuncio ha sido el proyecto de Presupuestos para 2020 presentado por el Gobierno en sede Parlamentaria.  “Pese a que el Sindicato Médico Andaluz ha trabajado para arrancar a los nuevos dirigentes un compromiso firme que asegure el cumplimiento de lo prometido, el nuevo presupuesto pone de relieve una vez más la falta de reconocimiento a los facultativos andaluces que se traducen en una deficiente atención ciudadana dado la cada vez más preocupante falta de personal”, exponían los sindicalistas mediante un comunicado.

En concreto, SMA considera que los presupuestos son la confirmación de que Andalucía seguirá siendo la comunidad  que menos invierte en sanidad por habitante y la que peor paga a sus profesionales. A ello se suma que “la extensión a todos los facultativos del llamado complemento de exclusividad tampoco va a ser una realidad”, han dicho desde el SMA a la vez que han subrayado que “el tiempo disponible para atender pacientes en primaria sigue siendo absolutamente insuficiente y las sustituciones o el pago por asunción de cupos o tareas tampoco se ha implementado”.

Por otra parte el SMA hace hincapié en que “parte de las retribuciones en concepto de complementos siguen sin convertirse en salario consolidado, la hora de guardia continúa con una retribución ridícula y hasta ofensiva, las urgencias no han mejorado, la politización de la sanidad no ha disminuido en absoluto, las agencias siguen sin conocer su futuro, el cuerpo superior de facultativos sigue sin opción a la carrera profesional ni a un plan de estabilización”. Igualmente señalan que “la carrera profesional sigue estando vetada para los médicos temporales, lo que supone un acicate más en la fuga de facultativos”, entre otras cuestiones que siguen sin resolver y que serán motivo de nuevas movilizaciones de no llegar a un acuerdo con la Consejería.