El reflujo gastroesofágico se asocia al dolor crónico en la articulación temporomandibular (CMAJ)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El reflujo gastroesofágico se asocia al dolor crónico en la articulación temporomandibular, y la ansiedad y la falta de sueño contribuyen a esta asociación, según una investigación publicada en el Canadian Medical Association Journal.

Investigadores de China y Estados Unidos analizaron datos de 1.522 pacientes con trastorno por dolor temporomandibular (TDM) crónico, de los cuales el 69% (1.048) eran mujeres, para comprender la relación entre el TDM crónico y el reflujo gastroesofágico, y determinar si la ansiedad, la somatización y la depresión influyen en la asociación. Descubrieron que el reflujo sintomático era un factor de riesgo para el TDM, y las personas con una historia más larga de reflujo tenían un mayor riesgo de TDM que aquellas con una historia más corta.

"Las interacciones entre las enfermedades musculoesqueléticas crónicas, las enfermedades gastrointestinales, los trastornos mentales y los problemas del sueño son complicadas", escribe Jihua Chen, del Colegio Dental de Georgia (Estados Unidos) y la Cuarta Universidad Médica Militar, en Xi'an (China).

"Existe evidencia para apoyar la naturaleza bidireccional de las asociaciones entre estas comorbilidades, y los pacientes pueden estar atrapados en un ciclo en el que el sueño debilitado, la somatización y la ansiedad exacerban el dolor, y el dolor también conduce a problemas de sueño y trastornos mentales", añade.

Los autores sugieren que los médicos deben conocer la asociación y considerar programas de manejo multidisciplinarios para ayudar a los pacientes con TDM y dolor crónico.

"Los médicos y los pacientes pueden pasar por alto la asociación entre la enfermedad musculoesquelética crónica y los síntomas gastrointestinales escriben los autores. Los pacientes con síntomas crónicos de TDM y de reflujo pueden ser subdiagnosticados, lo que resulta en un tratamiento efectivo diferido y un curso prolongado de la enfermedad".

"Las asociaciones entre la enfermedad por reflujo gastroesofágico, trastornos mentales, sueño y trastorno temporomandibular crónico: un estudio de casos y controles", concluyen.