El perfil genético puede predecir el riesgo de diabetes tipo 2 en mujeres con diabetes gestacional (BMJ Open Diab Res Care)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres que desarrollan diabetes tipo 2 después de tener diabetes gestacional tienen más probabilidades de presentar perfiles genéticos particulares, según un análisis realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos y otras instituciones.

Los hallazgos, publicados en BMJ Open Diabetes Research & Care, proporcionan información sobre los factores genéticos subyacentes al riesgo de diabetes tipo 2 y pueden mostrar estrategias para reducir este riesgo entre las mujeres con diabetes gestacional.

"Nuestro estudio sugiere que una dieta saludable puede reducir el riesgo entre las mujeres que han tenido diabetes gestacional y son genéticamente susceptibles a la diabetes tipo 2 -explica el autor principal del estudio, Cuilin Zhang-. Sin embargo, se necesitan estudios más grandes para validar estos hallazgos".

En el estudio, los investigadores analizaron datos de 2.434 mujeres con diabetes gestacional que participaron en el Estudio de Diabetes y Salud de la Mujer. El estudio siguió a las mujeres antes, durante y después del embarazo y recogió datos sobre su salud más adelante en la vida. Del grupo original, 601 mujeres con diabetes gestacional desarrollaron diabetes tipo 2.

Investigaciones anteriores han relacionado polimorfismos de un solo nucleótido con un mayor riesgo de diabetes tipo 2. En el actual, los investigadores revisaron los análisis genéticos de las participantes para detectar la presencia de 59 variantes genéticas que se consideran más comunes en personas con diabetes tipo 2.

Encontraron que las mujeres que tenían la mayor proporción de estas variantes genéticas tenían 19% más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con aquellas que tenían la menor proporción de estas variantes.

También clasificaron las dietas de las mujeres según la proporción de alimentos saludables. Entre aquellas que se adhirieron a una dieta más sana, el riesgo asociado a las variantes genéticas fue menor que el de las otras mujeres, pero las diferencias entre los dos grupos no fueron estadísticamente significativas.

Los autores creen que su estudio es uno de los más grandes hasta la fecha que ha analizado los factores genéticos que subyacen al desarrollo de la diabetes tipo 2 en mujeres con diabetes gestacional previa. Sin embargo, el número de participantes puede no ser lo suficientemente grande como para encontrar una interacción significativa entre una dieta saludable y la susceptibilidad genética en relación con este riesgo, explica Zhang.