El parto por cesárea se relaciona con un mayor riesgo de complicaciones graves para la madre (CMAJ)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El parto por cesárea se asocia a mayor riesgo de complicaciones graves para la madre en comparación con el parto vaginal, especialmente en mujeres de 35 años o más, según una nueva investigación publicada en el Canadian Medical Association Journal.

"Estos resultados tienen implicaciones para la práctica clínica y serán útiles para decidir el tipo de parto", explica Diane Korb, del Hospital Robert Debre y el Instituto Nacional de Salud y de Investigación Médica francés (INSERM). "Los médicos deben considerar este mayor riesgo al determinar la mejor manera de dar a luz, especialmente para las madres mayores", añade.

Las tasas de cesárea han aumentado dramáticamente en los últimos 20 años, con más de una de cada cinco mujeres que han dado a luz por cesárea, a menudo por razones médicamente cuestionables. Aunque existen estudios observacionales sobre el parto por cesárea, los resultados pueden verse influidos, confundidos, por la afección de salud que requirió la cesárea más que por el procedimiento quirúrgico en sí.

"Las complicaciones maternas pueden ser el resultado de la afección que llevó al parto por cesárea en lugar del procedimiento quirúrgico, produciendo una asociación aparente entre el parto por cesárea y las complicaciones maternas", apunta Korb.

Para entender si los partos por cesárea están relacionados con complicaciones maternas graves, los científicos franceses utilizaron una subcohorte de un estudio más amplio (el estudio EPIMOMS) para comparar a 1.444 mujeres que experimentaron complicaciones graves después del parto con 3.464 controles que no experimentaron complicaciones en seis regiones francesas.

Los investigadores controlaron los factores que podrían influir en los hallazgos y los ajustaron por el riesgo de referencia. Además, excluyeron a las mujeres con trastornos de salud preexistentes que podrían conducir a complicaciones. De esta forma, encontraron una mayor probabilidad de complicaciones graves después del parto entre las mujeres que tuvieron un parto por cesárea, se realizara la cirugía antes o durante el parto, especialmente en mujeres de 35 años o más.

Aunque las complicaciones maternas graves son poco comunes en general, el estudio detectó que para las mujeres menores de 35 años las probabilidades de tener complicaciones graves para las mujeres que tuvieron un parto por cesárea fueron aproximadamente 1,5 veces mayores que las mujeres que tuvieron un parto vaginal, mientras que para las mujeres mayores de 35 años las probabilidades eran casi el doble de altas. Las complicaciones maternas más graves involucraron hemorragia después del parto, ya que la capacidad del útero para contraerse se reduce con la edad materna avanzada.

"Nuestros resultados plantean preguntas sobre las prácticas de algunos obstetras que realizan partos por cesárea debido a la edad materna avanzada, tal vez con la idea de que probablemente no habrá futuros embarazos -dice Korb-. Esta práctica debe modificarse para evitar exponer innecesariamente a las mujeres mayores de 35 años al riesgo de morbilidad materna aguda grave".