El Partido Popular propone una tarjeta sanitaria única, entre otras medidas sanitarias


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Partido Popular ha dado a conocer cuáles son sus propuestas electorales en lo referente a Sanidad y Educación, entre otras áreas. Tal y como ha afirmado en la presentación de su programa electoral el presidente de los populares, Pablo Casado, “estamos comprometidos con el actual modelo sanitario, pero es necesario vertebrarlo y cohesionarlo para garantizar el acceso de todos los españoles en cualquier parte del territorio nacional. En no pocas ocasiones se topan con barreras administrativas simplemente por su lugar de residencia. El sistema sufre enormes tensiones y un deterioro que es necesario abordar”.

Respecto a temas de actualidad, como la muerte asistida, el programa electoral del PP no recoge una Ley de la Eutanasia, como ya confirmó este domingo Casado. En cambio, apuesta por extender los cuidados paliativos en todo el Sistema Nacional de Salud “garantizando la equidad en el acceso, la atención paliativa domiciliaria y los servicios de cuidados paliativos pediátricos”. Además, plantea utilizar el testamento vital como “fórmula de manifestación” de la voluntad de los pacientes ante una hipotética situación terminal, aunque no especifica en qué sentido.

Lo que sí incluye el programa son medidas como una tarjeta sanitaria única a nivel nacional, que “acreditará el derecho a recibir las prestaciones en idénticas condiciones que las reconocidas para los residentes en cada uno de los servicios de salud autonómicos, con independencia del lugar de residencia habitual”. En esta misma línea, se plantea la libertad de elección de médico y de centro en el territorio nacional, con una “fórmula de compensación intercentros” que se arbitraría desde el Gobierno central.

Igualmente, otra de las apuestas está en un calendario vacunal único y obligatorio para la escolarización. Así, defienden la vacunación infantil como “un derecho de todos los niños”, que “se exigirá para acceder al sistema educativo”.

Compras centralizadas y colaboración con la Sanidad Privada

En otras cuestiones abordadas por este programa electoral, el Partido Popular propone  la creación de acuerdos con la industria farmacéutica para “obtener economías de escala en la adquisición”. Reivindican también los genéricos para “preservar la accesibilidad y sostenibilidad” del sistema sanitario.

En cuanto al papel de la Sanidad Privada, argumentan que la misma “tiene una aportación esencial, también a la hora de garantizar la universalidad”. A este respecto, se han comprometido a utilizar los recursos de la colaboración público-privada “para poder afrontar la modernización de los hospitales, la incorporación de la innovación tecnológica y la consolidación de una red de asistencia sanitaria de financiación pública más amplia y de mayor calidad”.

Para avanzar en materia tecnológica, el PP promocionará un Plan Nacional de Secuenciación del Genoma Humano coordinado con la Unión Europea en la población española, extendiendo su uso diagnóstico y clínico, el empleo de inteligencia artificial, los sistemas no invasivos, la trazabilidad, la protección de los datos sensibles, y la usabilidad de la historia clínica electrónica y el Big Data.

Sobre la situación de los profesionales, Casado ha declarado que “promoveremos la adecuación de las plantillas a las necesidades actuales y a la previsión de bajas por jubilación. Impulsaremos una reforma de las condiciones de trabajo, retributivas y de desarrollo profesional con el objetivo de adaptarlo al nuevo marco social, dignificar su trabajo y dotarlo de la flexibilidad necesaria para que puedan prestar un servicio de calidad y dar una atención óptima a los pacientes”.

Por último, el Partido Popular ha anunciado una revisión de la Ley General de Sanidad de 1986, para “reformarla en todos aquellos aspectos en los que haya quedado desfasada o pueda ser susceptible de mejora para asegurar una mayor calidad, equidad y eficiencia”.