El PAIME lleva atendidos 5.171 casos desde su puesta en marcha en 1998


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Desde que en 1998 se creara el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) han sido atendidos un total de 5.171 médicos por trastorno mental y/o adicciones. El trastorno mental ha sido el principal motivo de ingreso en el PAIME (74,4 por ciento), seguido de casos por patología dual (10,9 por ciento), alcoholismo (9,3) y otras adicciones (5,3). Medicina de Familia y Comunitaria, con un 42 por ciento de los casos, es la especialidad más afectada.

Según los datos presentados del informe PAIME, con motivo de la celebración del VIII Congreso del PAIME y el II Encuentro Latinoamericano, que tendrá lugar en Murcia los días 3 y 4 de octubre, en los dos últimos años, 2017-2018, se ha atendido 877 nuevos casos, casi un 30 por ciento más que en los dos años precedentes. De los más de 5.100 médicos atendidos, un porcentaje cercano al 90 se ha recuperado, incorporándose al ejercicio de la Medicina. Este balance que demuestra que una intervención a tiempo puede facilitar que el médico afectado por estas patologías pueda recuperarse y reintegrarse en su vida laboral con todas las garantías, según se ha puesto de manifiesto en la presentación.

En comparación con el último informe, el PAIME atendió entre casi un 30 por ciento más de casos que en 2015-2016 en los que la media  se situó en torno a  los 300 médicos atendidos, similar desde 2011, año en el que la FPSOMC lleva analizando la evolución de los casos registrados. En el periodo del último informe, el trastorno mental ha sido el principal motivo de ingreso en el PAIME (74,4 por ciento), seguido de casos por patología dual (10,9 por ciento), alcoholismo (9,3 por ciento) y otras adicciones (5,3 por ciento)

En cuanto a los diagnósticos clínicos, el mayor número de casos está relacionado con trastornos del estado de ánimo (31,5 por ciento), seguidos por el consumo de alcohol y otras sustancias (23,6 por ciento), por trastornos adaptativos (21,2 por ciento), y de ansiedad (12,8 por ciento).

Por comunidades, las seis con mayor número de casos registrados en este periodo han sido Cataluña (303), Andalucía (131), Madrid (106), País Vasco (70), Navarra (31) y Baleares (30).  La comunidad donde menos casos se registraron es La Rioja con tan solo uno.

Si estos datos se analizan teniendo en cuenta los médicos atendidos en función del número de colegiados, las comunidades con mayores ingresos han sido: Madrid, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Galicia.

El mayor número de médicos afectados por estos trastornos han sido atendidos con un tratamiento ambulatorio dispensado por los profesionales clínicos del PAIME, quienes han realizado entre 2017 y 2018 un total de 1.028 consultas de casos nuevos o recaídas.  En total 184 médicos han requerido hospitalización en estos dos años.

Del total de médicos atendidos, el 63,4 por ciento estaba trabajando al inicio del programa, el 34,3 presentaba baja laboral; el 1,7 estaba en paro y el 0,6 tenía inhabilitación profesional temporal. La duración media de baja laboral en cada caso ha sido de 106 días en 2017 y de 115 días en 2018.

En cuanto al tipo de relación laboral, el 62 por ciento tenían contrato fijo, el 31,9 por ciento temporal; el 3,9 por ciento trabajaban en el ejercicio libre por cuenta propia y el 2,2 tenían contrato laboral más ejercicio libre de la Medicina.

De los casos registrados como casos complejos en estos dos años, 147 presentaban riesgo de mala praxis, 56 tenían conflictos en el entorno laboral y 15 médicos tuvieron que cambiar de centro de trabajo.

Entre 51 a 60 añ os, los más afectados

Por edad, es de destacar que el colectivo más afectado es el de entre 51 a 60 años (27,8 por ciento), seguido del de 31 a 40 años (23,5), de 41 a 50 (23,3 por ciento), menos de 30 años (15,6) y más de 61 años (9,8 por ciento). Destaca el incremento de los colectivos de menos de 30 años que han pasado de 13,7 por ciento en 2015 y 7,8 por ciento en 2016, a 14,2 por ciento en 2017 y 17 por ciento en 2018. También es de destacar el incremento del colectivo entre 31 y 40 años, especialmente, en 2018 que es del 26,1 por ciento cuando en años anteriores estaba en torno al 20.

En cuanto a las especialidades más afectadas, el 42 por ciento de los casos son de Medicina Familiar y Comunitaria, seguido de anestesistas (7,3 por ciento), pediatras (6,1) y psiquiatras (4,2). Es de destacar el incremento de los anestesistas que pasan de una media de entre el 5 y 6 por ciento a más del 7 por ciento, así como de los profesionales que trabajan en el Área de Urgencias tanto intra como extrahospitalaria que han pasado del 1,8 por ciento en 2015 y 3 por ciento en 2016 a 3,5 por ciento en 2017 y al 5,1 por ciento en 2018.

El porcentaje de médicas afectadas por problemas de salud mental y/o adicciones (58,6 por ciento) sigue siendo superior al de los varones (41,4 por ciento). Además, ha incrementado la media de edad de las mujeres que padecen estos problemas que ha pasado de ser de 36 años en 2014 a los 44 en 2017 y 42 en 2018.

En cuanto a su estado civil, el 41 por ciento está casado, el 33,9 por ciento soltero, el 9,1 por ciento divorciado, el 7,6 por ciento separado, el 6,7 por ciento tiene pareja de hecho, y 1,6 por ciento es viudo.

El 56 por ciento de los médicos que han solicitado atención del PAIME lo han hecho por iniciativa propia, el 13,1 por ciento lo han hecho a través de un colega, el 10,5 por ciento por el departamento de riesgos laborales, 9,8 por el psiquiatra,  el 5 por ciento por un superior, el 4,5 por un familiar y el 0,5 por ciento por gerencia.

El acto de presentación de estos datos ha contado con la participación del Dr. Serafín Romero, presidente de la FPSOMC  y coordinador general del PAIME; la Dra. Isabel Montoya, presidenta del Colegio de Médicos de Murcia, y anfitriona del Congreso; Dra. Mª Rosa Arroyo, vicesecretaria general de la FPSOMC; y Nina Mielgo, directora técnica de la FPSOMC.