El óxido nitroso es seguro para controlar el dolor durante el parto (J Midwifery Womens Health)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Colorado y del Departamento de Anestesiología de la Facultad de Medicina del Campus Médico de Anschutz (Estados Unidos) muestran que el uso de óxido nitroso como opción para aliviar el dolor de las mujeres durante el parto es seguro para los recién nacidos y las propias madres.

El estudio, publicado en el Journal of Midwifery & Women's Health, encuestó a 463 mujeres que usaron óxido nitroso durante el parto. El estudio es el más grande y el primero de su tipo en Estados Unidos en reportar los índices de efectos secundarios del uso de óxido nitroso durante el parto, así como las razones por las que las mujeres que están de parto después de una cesárea se convierten a otras formas de alivio del dolor.

De las mujeres que comenzaron a usar óxido nitroso como técnica inicial de alivio del dolor, el 31% usó solo óxido nitroso durante el parto y el 69% hizo la transición a otro método de alivio del dolor como la epidural y/o los opiáceos. "El óxido nitroso es una opción útil y segura para la analgesia del parto en Estados Unidos. Y para algunas madres que están de parto, ese es todo el alivio del dolor que necesitan", explica Priscilla M. Nodine, autora principal del trabajo.

La razón que se cita con más frecuencia (96%) para convertir el óxido nitroso en una terapia alternativa es el inadecuado alivio del dolor. Las probabilidades de conversión de óxido nitroso aumentaron aproximadamente 3 veces cuando el trabajo de parto fue aumentado con oxitocina y cuando el trabajo de parto fue inducido.

Además, las que tenían un historial de cesárea y experimentaron un parto post-cesárea tuvieron más de 6 veces más probabilidades de conversión a analgesia neuraxial o epidural. Las probabilidades de conversión a analgesia neuraxial disminuyeron en un 63% para las personas que habían dado a luz anteriormente en relación con las que lo hacían por primera vez.

Recientemente reintroducido como una opción de alivio del dolor durante el parto en los Estados Unidos, el óxido nitroso tiene una larga historia de uso en muchas naciones desarrolladas y está cada vez más disponible en los Estados Unidos. "Aunque existe un buen número de pruebas anecdóticas de seguridad y eficacia sobre la forma en que el óxido nitroso afecta el dolor durante el parto, se dispone de pocos análisis sistemáticos de los resultados de las cohortes", concluye Nodine.