El número de fármacos desabastecidos en toda España aumentó un 60% en 2019


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El número de fármacos desabastecidos aumentó un 60% en 2019, según el balance realizado por el Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED) de la Organización Farmacéutica Colegial con la información recibida de 8.800 farmacias.

Además, desde la caducidad el 29 de septiembre de la primera de las cuatro convocatorias de subastas en Andalucía, se ha reducido en un 50% la falta de los medicamentos afectados. Es decir, la disponibilidad de estos fármacos para los ciudadanos andaluces ha mejorado en un 50% en cuatro meses.

"Hay que seguir combatiendo esta situación y trabajar para mejorar la disponibilidad de los medicamentos en las farmacias", ha dicho el presidente del Consejo General de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, quien ha reconocido la labor que desarrollan los farmacéuticos para minimizar su impacto "quienes desde la responsabilidad sanitaria y sin ser responsables colaboran en CISMED, informan a los ciudadanos y solucionan 9 de cada 10 casos, la mayoría sustituyendo el medicamento cuando es legalmente posible o mediante la formulación magistral, entre otros".

Asimismo, Aguilar ha destacado la carga de trabajo que representa para los farmacéuticos la gestión de las faltas de suministros y desabastecimiento de medicamentos, que la Agrupación Farmacéutica Europea (PGEU) cifró en 6,6 horas semanales. "Este tiempo, que se ha incrementado un 18% en un año, lo podrían dedicar al desarrollo de otras iniciativas asistenciales en las que estamos trabajando para la mejora de la prestación farmacéutica y que dotaría de eficacia y eficiencia al sistema sanitario", ha declarado Aguilar.

Los datos del cierre de 2019 ofrecidos por CISMED reflejan que de los 363 medicamentos con problemas de suministro que se detectaron en 2019 afectaban a todos los grupos terapéuticos, si bien destacan los relacionados con el sistema cardiovascular y nervioso. Además, el 40% se encontraban bajo subasta en Andalucía y ese mismo porcentaje tenían la consideración de desabastecimientos oficiales por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).