El número de adolescentes en tratamiento contra el VIH en Sudáfrica se ha multiplicado por diez desde 2010 (Lancet HIV)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo estudio publicado en The Lancet HIV concluye que el número de adolescentes de entre 15 y 19 años que reciben tratamiento contra el VIH en Sudáfrica se ha multiplicado por diez desde el año 2010. Sin embargo, los autores denuncian que, a pesar de este aumento, menos de la mitad de las personas que acuden a los servicios sanitarios para recibir atención médica inician la terapia antirretroviral (TAR).

"A pesar del aumento en el número de adolescentes que inician la terapia, persisten las barreras que impiden que muchos adolescentes comiencen el tratamiento, como el estigma, la percepción de falta de confidencialidad en las clínicas, la necesidad de visitas frecuentes para iniciar y mantener el tratamiento, y el aumento de las responsabilidades en el hogar, en particular entre los huérfanos por el VIH", explica el autor principal del trabajo, Mhairi Maskew, de la Universidad de Witwatersrand (Sudáfrica).

Sudáfrica cuenta con el mayor número de personas que viven con VIH en el mundo, con aproximadamente 7,2 millones. Este estudio advierte de que las adolescentes tienen la mayor incidencia de VIH de todos los grupos demográficos del país, atribuida a "la desigualdad de género y a la violencia sexual a la que se enfrentan".

Según los autores, el aumento en el número de adolescentes en tratamiento se debe en parte al éxito histórico del programa ART de Sudáfrica. "Los niños que fueron infectados por el VIH cuando eran bebés, antes de la disponibilidad generalizada de la prevención de la transmisión maternoinfantil, ahora sobreviven a la edad adulta con terapia antirretroviral. Al mismo tiempo, los adolescentes están buscando atención e iniciando la terapia antirretroviral en mayor número", detallan.

Los investigadores analizaron los datos de 730.882 pacientes de uno a 19 años que ingresaron al programa de VIH de Sudáfrica entre 2005 y 2016. Entre los pacientes que ingresaron a la atención antes de los 15 años, el 54% eran mujeres (209.205), lo que concuerda con un número aproximadamente par de niños y niñas que se infectaron perinatalmente durante el parto o la lactancia materna. Sin embargo, entre los pacientes que ingresaron a la atención entre los 15 y los 19 años (301.242), el 88% eran mujeres, lo que concuerda con las tasas mucho más altas de infección por VIH de transmisión sexual.

De los pacientes que ingresaron al programa de VIH durante el periodo de estudio, el 57% (415.882) comenzaron a recibir terapia antirretroviral y el número total de pacientes tratados aumentó para cada grupo de edad. El número de niños de 1 a 4 años que comienzan el tratamiento aumentó en un 25% entre 2005 y 2008, de 25.803 a 32.456. Durante el mismo periodo, el número de jóvenes de 15 a 19 años que iniciaron el tratamiento aumentó de 7.949 pacientes en 2005 a 2008, a 80.918 entre 2013 y 2016. Esto representa un aumento de diez veces el número de adolescentes que reciben terapia antirretroviral.

A pesar de estas altas cifras, las personas que ingresaron a la atención en la adolescencia tenían tasas mucho más bajas de iniciar la terapia antirretroviral que los niños. Solo el 45% de las niñas de 15 a 19 años y el 42% de los niños que se presentaron con el VIH comenzaron el tratamiento, en comparación con el 68% de las niñas y el 69% de los niños de uno a cuatro años.