El nitrato y la cafeína son las únicas sustancias que muestran evidencias de beneficios inmediatos sobre la fuerza física (Eur J Nutr)


  • Noticias Médicas Elsevier
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Únicamente el nitrato y la cafeína muestran suficiente evidencia para apoyar sus beneficios sobre la fuerza física inmediatamente después de su ingesta, según un estudio realizado de 20 suplementos nutricionales comercializados, publicado en el European Journal of Nutrition.

El estudio, en el que ha participado el investigador de la Universidad de Alcalá Pedro L. Valenzuela, ha analizado proteínas, creatina, diferentes vitaminas, suplementos herbales como el tribulus terretris y otros compuestos como la glutamina o el resveratrol.

En un consumo a largo plazo, la creatina, proteínas y los ácidos grasos omega 3 tienen suficiente evidencia que apoya sus beneficios en la masa o la fuerza muscular, ya sea para aumentarla en personas sanas o para disminuir su pérdida en personas mayores u hospitalizadas. Por el contrario, la glutamina o el resveratrol no mostraron evidencia alguna.

Otros, como el tribulus terretris, la arginina o el alfa-ketoglutarato, han sido asociados a efectos adversos al ser consumidos en grandes dosis.

"Las personas que busquen aumentar la masa muscular o la fuerza deben intentar conseguir ese aporte de macronutrientes, especialmente proteínas, y micronutrientes, como vitaminas o minerales, mediante una alimentación adecuada, antes de acudir a los suplementos nutricionales", indica Valenzuela.

"Además es importante remarcar el papel del ejercicio físico, especialmente de fuerza, es decir, pesas, para aumentar la masa muscular y la fuerza en cualquier población, incluidas las personas mayores. Sin esto poco podremos conseguir por muchos suplementos que tomemos", apunta el investigador.

Valenzuela también ha indicado que estos estudios "deben servir para que seamos críticos a la hora de elegir qué consumimos". "Otros estudios han observado que muchos suplementos comercializados contienen sustancias no especificadas, algunas incluso prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje", lamenta el investigador.

"Por ello es importante que se genere una normativa más estricta de forma que se comercialicen solo aquellos productos que pasen unos controles adecuados", reclama el investigador.