El micobioma del páncreas puede provocar el desarrollo de cáncer (Nature)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El micobioma o conjunto de especies de hongos en el páncreas puede desencadenar cambios que convierten las células normales en células de adenocarcinoma ductal pancreático (ADP), según publican investigadores estadounidenses en Nature.

Realizado en ratones y en pacientes con cáncer de páncreas, el estudio muestra que las especies de hongos viajan al páncreas por el conducto pancreático. Este intercambio da como resultado poblaciones anormales de hongos tanto en el intestino como en el páncreas.

Asimismo, también han observado que el tratamiento de ratones con un potente medicamento antimicótico redujo el peso del tumor durante 30 semanas en un 20-40%. "Si bien los estudios anteriores de nuestro grupo han demostrado que las bacterias viajan desde el intestino hasta el páncreas, nuestro nuevo trabajo es el primero en confirmar que los hongos también hacen ese viaje, y que los cambios relacionados con la población de hongos promueven el inicio y el crecimiento del tumor", comentan los autores.

Para determinar si el micobioma se reprograma a medida que las células normales se vuelven cancerosas (oncogénesis), el equipo realizó análisis durante 30 semanas de muestras fecales de ratones con y sin cáncer de páncreas. Para ello utilizaron técnicas genómicas y estadísticas para identificar y contar las especies de hongos presentes, y unieron proteínas brillantes a los hongos para rastrear sus migraciones a través del intestino y el páncreas.

Al final del período de estudio observaron diferencias significativas en el tamaño y la composición de la población de hongos en el páncreas canceroso en comparación con el órgano sano. Concretamente, el mayor aumento de la población tanto en ratones como en tejidos humanos se observó en el género Malassezia, que incluye 14 especies.

Asimismo, los investigadores también han detectado números anormalmente más altos en los géneros Parastagonospora, Saccharomyces y Septoriella. "Hace tiempo que sabemos que los hongos Malassezia, que generalmente se encuentran en la piel y el cuero cabelludo, son responsables de la caspa y algunas formas de eccema, pero estudios recientes también los han relacionado con el cáncer de piel y colorrectal. Nuestros nuevos hallazgos agregan evidencia de que Malassezia también es abundante en los tumores pancreáticos", apuntan los científicos.

Por otra parte, para probar el efecto del cambio de las poblaciones de hongos en el crecimiento del cáncer, el equipo trató a los ratones con anfotericina B, un antimicótico potente de amplio espectro. Además de reducir el peso del tumor, el tratamiento antifúngico también redujo la aparición de displasia ductal, un paso celular temprano hacia el cáncer de páncreas, en un 20-30%.